lunes, 20 de julio de 2015

STING EN ESPAÑA (y 5ª parte)


[13]: A mediodía Sting llegó en su avión privado a La Coruña. Se hospedó junto a su banda en el Hotel Hesperia Finisterre, situado en una zona tranquila con unas impresionantes vistas. Esa tarde a las 8 se dirige a la Marina para cenar en “Coral Restaurante” con un par de miembros de su equipo, entre su asistente personal, Bill Francis. A las 10 abandona el Restaurante para regresar el Hotel. Según comentan no ha pedido nada extravagante digno de las estrellas, su único requisito es poder llevar consigo a su cocinero de confianza.
 

[14]: Por la mañana es visto haciendo gimnasia en el conocido Club Metropolitan La Solana que pertenece al Hotel en el que se hospeda. A mediodía se dirige a comer con otras dos personas a un sitio totalmente insólito. Al restaurante del Camping Balcobo en plena playa de Arteixo. Buscaban un sitio tranquilo y reservaron con una hora de antelación, como acudieron a comer pronto a eso de la 1 menos cuarto y en una hora ya se habían ido, no se encontraron con nadie.
 

Se hizo una foto con la camarera del Restaurante Ana Belén Vázquez que contó que Sting había pedido una milhojas de queso fresco, tomate, atún y espárragos trigueros y un lenguado como plato principal. Después acude al Coliseum a hacer la tradicional prueba de sonido.
 
COLISEUM, LA CORUÑA (14/7/2015).
 

El 6 de junio de 1991 un Sting de tan solo 39 años inaugura el Coliseum de La Coruña. La expectación fue máxima. Dos años más tarde regresaba para tocar en un sitio mucho más grande, el Estadio Riazor, pero en el marco de un Festival de 3 días llamado “El concierto de los 1.000 años”. Las crónicas hablan de que la actuación de Neil Young dejó al público extasiado y que la actuación de Sting, que era cabeza de cartel, fue un ejemplo de profesionalidad, hasta un cover de los Beatles se incluyó en aquel repertorio. Desde entonces Galicia ha contado con solamente dos actuaciones de Sting, ambas en Santiago de Compostela, los años 1993 y 2000.
 

Las entradas para su regreso al Coliseum terminaron agotándose y La Coruña pudo contemplar 22 años más tarde a un Sting para muchos inesperadamente barbudo, muy en forma, más reconciliado con su pasado – ahora no le importa asumir que la amplia mayoría va a sus conciertos a escuchar los temas que compuso para Police – y que además se hacía acompañar por la misma banda que en aquellos lejanos conciertos (Miller, Colaiuta y Sancious), aunque un poco más ampliada con el añadido del impetuoso violín de Peter Tickell y de la angelical voz de Jo Lawry. El muchas veces denominado como “uno de los mejores baterías del mundo”, Vinnie, perdió momentáneamente sus gafas en medio de un delirio orgiástico con sus timbales, bombos y platillos.
 

La temperatura dio una tregua (20 º) a la banda después del infierno que sufrieron en Córdoba. Como pudimos comprobar en las redes sociales, Sting fue pura amabilidad con gente como Cristina Gestido o Luis Morate, de los que en más de una ocasión hemos hablado. Después de casi una semana por tierras españolas Sting puso rumbo a Portugal para actuar en un Festival en Lisboa.
 

SETLIST:
If I ever lose my faith in you / Every little thing she does is magic / Englishman in New York / So lonely / When the world is running down / Fields of gold / Driven to tears / Walking on the moon / Heavy cloud no rain / Message in a bottle / Shape of my heart / The hounds of winter / De do do do, de da da da – Peter, David & Vinnie’s Solos / Roxanne - Ain’t no sunshine.
ENCORES 1:
Desert rose / Every breath you take / Next to you.
ENCORES 2:
Fragile
MÚSICOS:
Sting (Voz, bajo y guitarra acústica), Dominic Miller (Guitarra), Peter Tickell (Violín y mandolina), David Sancious (Teclados), Vinnie Colaiuta (Batería) y Jo Lawry (Coros).
AUDIENCIA:
8.500 espectadores.
 
Gracias muy especiales a Aihtor Ropero por facilitar información y fotos sobre el concierto.
 
[Fin]