domingo, 19 de julio de 2015

STING EN ESPAÑA (4ª parte)


FESTIVAL DE LA GUITARRA, PLAZA DE LOS CALIFAS, CÓRDOBA (12/7/2015).

Que la primera actuación de Sting en Córdoba se encuentre enmarcada dentro del 35º Festival de la Guitarra, y que además sirva de broche de oro al mismo, me resultó desde un principio curioso. Su nombre y el de Bob Dylan pueden dar lustre al cartel de esta edición pero desde luego ninguno de los dos son virtuosos de la guitarra, el caso de Sting es más sangrante porque durante la hora y cuarenta minutos que dura su actuación toca el bajo, salvo en el última tema, “Fragile”, en el que sí que toca una guitarra acústica.
 

Con esta eran siete las veces que Sting actuaba en Andalucia: en 1993 incluyó a Cádiz y Almería dentro de su tour “Ten summoner’s tales”, por Málaga pasó con las giras “Mercury falling” (1996) y “Back to bass” (2012), y en Granada estuvo con dos propuestas muy distintas, “Brand new day” (2000) y “Symphonicities” (2011). El público de Córdoba recibió a Sting con los brazos abiertos - se rozó el lleno absoluto - y éste les correspondió con un actuación impecable, funcional y carente de sorpresas.

Lo cierto es que esta gira sin nombre, en la página web oficial del cantante la denominan simplemente como Summer Tour 2015, está diseñada para contentar a la gente que menos conoce la trayectoria de Sting. Se trata de una gira de grandes éxitos como lo fue la “Back to bass” y a dos años de su finalización parece que nos encontráramos aún ante una de sus muchas ramificaciones. Misma banda y casi idéntico show - de las 18 canciones que tocó 12 habían sonado en el último concierto que vi en Portugal de Sting allá por 2012 -.
No hay que ser un erudito para conocer el 95% de un repertorio que además se reparte a partes iguales sus temas con Police y en solitario. Los verdaderos fans echarán en falta canciones mucho menos evidentes.

Las puertas de La Plaza de los Califas se abrieron a las 8’30 con grandes colas de gente esperando para poder acceder. Tan sólo 30 minutos más tarde ya se encontraba el telonero de lujo, Raimundo Amador, sumado a última hora al cartel seguramente movido por su admiración hacia Sting, tocando sus temas más conocidos como “Pata palo”, “Qué gustito pa mis orejas” o “Bolleré”. Tocó durante una hora y cumplió aceptablemente el cometido.
Con puntualidad británica se presentó Sting a las 10’30 de la noche con su estupenda banda de 5 miembros, los mismos que durante dos años le acompañaron en la “Back to bass”: Dominic Miller (Guitarra), David Sancious (Teclados), Peter Tickell (Violín), Vinnie Colaiuta (Batería) y Jo Lawry (Coros).
Empezar un concierto con “If I ever lose my faith in you”, tema estrella del álbum “Ten summoner’s tales” (1993) que fue revisitado hasta en 4 ocasiones, es apostar sobre seguro. Un inmejorable modo de comenzar una actuación con una ejecución impecable además. Los nostálgicos no tuvieron que esperar mucho porque la segunda canción ya atacaba con artillería pesada policiaca, “Every little thing she does is magic”, sin dejar apenas respiro. Con sus reconocibles primeros acordes el público ya celebraba “Englishman in New York”, un tema que nunca suele faltar tampoco a la cita.

“So lonely” sí que suponía una novedad porqué nunca antes la había escuchado tocada en vivo por Sting, en la gira de reunión de Police hicieron un versión francamente demoledora, ahora escucharla con esos interludios jazzístico tan innecesarios, le hacían un flaco favor. Le siguió una ajustada versión de “When the world is running down” demostrando, como no podía ser de otro modo, el virtuosismo de David Sancious. En la gira “Back to bass” me sorprendió notablemente que su presencia fuera tan invisible. La hermosa y emotiva “Fields of gold” reconforta nuestra alma durante casi 4 minutos.

“Driven to tears” vuelve a elevar el ritmo y el duelo final Sting-Peter Tickell deja boquiabierto a quien no lo haya visto ya antes. “Walking on the moon” fue la segunda sorpresa de la noche, un tema que Sting no ha tocado demasiado como solista y que siempre es bien recibido. “Heavy cloud no rain” pese a ser un tema menos conocido consigue que el público participe y que el ritmo no decaiga hasta la llegada de un “Message in a bottle” que deja al público noqueado. Para recuperarse, ¿qué mejor modo que con “Shape of my heart”?. Segundo baladón de la noche.
Recuerdo que “The hounds of winter” me dejó impresionado cuando la escuché hace 3 años sobre todo por los soberbios coros finales de Jo. Esta vez me pareció una versión más abreviada, menos conseguida, que hizo que el público desconectara durante un rato. Fue el tema más innecesario del repertorio. Hasta 2012 Sting nunca había cantado en solitario “De do do do, de da da da”, había rumores de que odiaba ese tema, algo que él siempre ha negado. Lo que no me quedó duda es que al público le encanta esta canción y que yo la disfruté también muchísimo.

Después numerito de lucimiento de las habilidades por todos conocidas de David Sancious, Peter Tickell y Vinnie Colaiuta. Odio este tipo de exhibiciones y más cuando pienso que por dar espacio a esto me perdí temas como “America”, “King of pain” o “Wrapped around your finger”. No concibo un concierto sin “Roxanne”, siempre han acusado a Sting de que la alarga demasiado, esta vez hizo un medley con un tema que sonó durante la “Soul cages Tour”, “Ain’t no sunshine” y yo que en ese momento no me lo esperaba, subí a los cielos. Probablemente el mejor “Roxanne” que han visto mis ojos. Los músicos abandonan el escenario, el concierto se acerca a su fin.

“Desert rose” encabeza la tanda de bises y el público enloquece con esos ritmos árabes tan celebrados que hicieron que el álbum “Brand new day” volviera a subir a los primeros puestos de las listas casi un año después de que fuera publicado con un recibimiento discreto. “Every breath you take” es otro de los temas inamovibles y es admirable contemplar que Sting aún disfruta cantándola noche tras noche. La tanda de bises se cierra con “Next to you”, el primer tema del primer álbum de The Police, en una versión también algo jazzística que no le sienta bien. Sin duda el mejor “Next to you” que he contemplado, el más cañero, fue en la gira “Broken music” en Hoyos del Espino (Avila).
Si no escucho al final de un concierto de Sting el tema “Fragile”, me voy con la sensación de que me falta algo. Es un momento íntimo en el que se despide de su público recordándonos “lo frágiles que somos” y dejándonos la sensación de que el concierto ha transcurrido demasiado rápido y, de que a pesar de que ha habido pocas sorpresas, ha merecido la pena volver a verlo porque Sting siempre ofrece un espectáculo de altísima calidad, dejando el listón muy alto.

Me habría encantado que esta gira se centrara en su último trabajo, “The last ship”, debo de ser uno de los pocos que cree que se trata de uno de sus mejores trabajos. Esas canciones tan personales, tan sinceras, tan intimistas no habrían conseguido movilizar a 9.000 almas, habría que haberle buscado un entorno más adecuado. Ese habría sido mi concierto soñado para este 2015. ¿Cuándo volveremos a verlo y que nos ofrecerá entonces?.

Lo que vi en Córdoba es una versión demasiado parecida y encima abreviada de lo que vi en Lisboa el verano de 2012, pero comprendo que alguien que no le haya visto antes en vivo alucine. Los titulares de la prensa al día siguiente no pudieron ser más elogiosos: “Córdoba vibra al ritmo de Sting” (ABC), “Córdoba se rinde ante el poderío musical de Sting” (El día de Córdoba), “Sting pone en pie la Plaza de toros en el cierre del Festival de la guitarra” (Diario de Córdoba), “Sting pone el boche de oro al Festival” (El día de Córdoba), “Y Sting resucitó a Police” (El día de Córdoba).

El reparto de canciones por álbumes fue el siguiente:
- 4 temas de “Ten summoner’s tales” (1993), de Sting.
(“If I ever lose my faith in you”, “Fields of gold”, “Heavy cloud no rain” y “Shape of my heart”).
- 3 canciones de “Outlandos d’amour” (1978), de The Police.
(“Roxanne”, “Next to you” y “So lonely”).
- 3 canciones de “Zenyatta mondatta” (1980), de The Police.
(“When the world is running down”, “Driven to tears” y “De do do do, de da da da”).
- 2 canciones de “Reggatta de blanc” (1979), de The Police.
(“Walking on the moon” y “Message in a bottle”).
- 2 canciones de “...Nothing like the sun” (1987), de Sting.
(“Englishman in New York” y “Fragile”).
- 1 canción de “Ghost in the machine” (1981), de The Police.
(“Every little thing she does is magic”).
- 1 canción de “Synchronicity” (1983), de The Police.
(“Every breath you take”).
- 1 canción de “Mercury falling” (1996), de Sting.
(“The hounds of winter”).
- 1 canción de “Brand new day” (1999), de Sting.
(“Desert rose”).
- 1 cover de “Just as I am” (1971), de Bill Withers.
(“Aint no sunshine”).


SETLIST:
If I ever lose my faith in you / Every little thing she does is magic / Englishman in New York / So lonely / When the world is running down / Fields of gold / Driven to tears / Walking on the moon / Heavy cloud no rain / Message in a bottle / Shape of my heart / The hounds of winter / De do do do, de da da da – Peter, David & Vinnie’s Solos / Roxanne - Ain’t no sunshine.
ENCORES 1:
Desert rose / Every breath you take / Next to you.
ENCORES 2:
Fragile
MÚSICOS:
Sting (Voz, bajo y guitarra acústica), Dominic Miller (Guitarra), Peter Tickell (Violín y mandolina), David Sancious (Teclados), Vinnie Colaiuta (Batería) y Jo Lawry (Coros).
TELONERO:
Raimundo Amador.
AUDIENCIA:
9.000 espectadores.
[...Continuará]
Fotos cedidas amablemente por Javier Rodríguez Vizarro.