martes, 25 de noviembre de 2008

MI CITA CON EL CHÂTELET

Teatro Châtelet, 23 de noviembre de 2008.

“WELCOME TO THE VOICE” (16 h).

Música: Steve Nieve.
Libreto: Muriel Teodori.
Director musical: Wolfgang Doerner.

Sting (Dionysos)
Elvis Costello (El Jefe de policia)
Sylvia Schwartz (Lily)
Marie-Ange Todorovich (El fantasma de Carmen)
Sonya Yoncheva (El fantasma de Butterfly)
Anna Gabler (El fantasma de Norma)
Joe Sumner (El amigo de Dionysos

Steve Nieve (Piano, sintetizador Moog y Theremin)
Vincent Segal (Violoncello, violoncello eléctrico y guitarra eléctrica)
Ibrahim Maalouf (Trompeta)
Ned Rothenberg (Saxofón alto y soprano, clarinete y clarinete bajo, flauta y shakuhashi)

Ensemble Orchestral de Paris.
Choeur du Châtelet.

En las estaciones del metro empecé a ver los primeros carteles publicitarios de “Welcome the voice”, un rato después vería por primera vez la fachada del Teatro de Châtelet, que se encuentra frente al Teatro de la Villa de París. Es un teatro construido en 1862 pero remodelado muy notoriamente en 1989, allí se representan musicales más vanguardistas que en el Teatro de la Villa donde solamente se representan Óperas. El Châtelet ya anunciaba entre sus próximos estrenos las adaptaciones de las películas “Un día en Nueva York” o “Eduardo Manostijeras”, también hay espacio para los conciertos como el que próximamente ofrecerá Jaime Cullum.

He leído en la mayoría de crónicas sobre estas 5 representaciones de “Welcome to the voice” que supone el debut de Sting en la Ópera, habría que matizar que supone su debut en la Ópera de París, porque todos sabemos que Sting ya había interpretado una Ópera de Kurt Weill hace casi 20 años, “La Ópera de los tres peniques” se representó en Washington y Nueva York entre septiembre y diciembre de 1989. Las malas críticas del Washington Post aceleraron su clausura.

“Welcome to the voice” es una obra creada por el matrimonio formado por el pianista Steve Nieve (que se ha encargado de musicarla) y la escritora francesa Muriel Teodori (que ha escrito el libreto) y que ha tardado 8 años en poder verse representada. En mayo de 2007 tras una larga e intermitente grabación se publicó bajo el sello Deutsche Grammophon con la participación de Sting, Barbara Bonney, Robert Wyatt, Elvis Costello, Sara Fulgoni, Nathalie Manfrino, Amanda Roocroft y The Brodsky Quartet.

Yo he tenido la inmensa suerte de ver una de estas 5 únicas representaciones que difícilmente tendrán continuidad y a continuación paso a detallaros mi experiencia:

“Nevaba en París, estábamos bajo cero, llegamos al Teatro Châtelet a las 3 de la tarde y fue una cortesía que nos permitieran resguardarnos del frío, quedaba una hora para la función y ya había unas 10 personas esperando. Un cartel ya nos ponía al corriente de que la obra duraba una hora y media y no tenía descanso. La gente hacía colas para recoger las entradas sacadas de Internet.
A las 3 y media un par de chicas apartan a la gente que esperaba en las escaleras y arrastrando unos pesados muebles empiezan a ofrecer el programa de la obra a 10 euros, yo no me lo pensé y compré uno. El libreto editado por el Châtelet es todo en francés pero incluye todo los datos de interés sobre la obra, biografías de todos sus participantes y bastantes fotos de los ensayos, en total 80 páginas con mucha información. El libreto que nos dieron después cortesía del teatro no tenía más que 4 páginas y contaba con un argumento muy general.
Inmediatamente nos dejaron acceder por las escaleras, me entretuve mirando el merchandising que ofertaba el teatro, discos de Sting a una media de 20 euros, dvd’s a unos 30, discos de Costello, alguna que otra ópera, anteojos que no quise saber cuanto costaban y por supuesto el cd de “Welcome to the voice”.
No tardé en encontrar mi sitio en uno de los anfiteatros, estaba un poco lejos pero bien centrado para ver la obra. A las 4 y 10 se apagaron las luces y comprobé que el teatro debía estar a un 70% porque las zonas más ladeadas y de más difícil visibilidad no se habían vendido no sé si con intención o sin ella. Calculo que habría unas 1.800 personas.

APERTURA (Ensemble Orchestral de París y la voz en off de Sylvia Schwartz).
En el foso de los músicos se ponen todos en pie porque el director de la orquesta Wolfgang Doerner ha entrado, un sonoro aplauso. Veo muy claramente a Steve Nieve con una camiseta gris sentado frente a los teclados. Se apagan las luces y comienza un interludio musical de unos 10 minutos con una proyección con imágenes de fundiciones de metal. La voz de Sylvia de fondo a una bonita melodía que se prolongó demasiado tiempo, cuando los ánimos empezaban a flaquear sale Sting inesperadamente por el lado izquierdo del escenario.

1. EL PRÓLOGO DE DIONYSOS (Sting y Sylvia Schwartz)
Dionysos (Sting) empieza a cantar a cappella y cuando los instrumentos empiezan a sonar se levanta el telón y se descubre el que será el escenario único de la función, una calle en medio de dos edificios, el edificio de la derecha es el Teatro de la Ópera lleno de andamios y en el que unos cuantos obreros (entre ellos Dionysos) se encuentran restaurándolo. Dionysos escucha cantar a Lily (Sylvia Schwartz) cuando acude al teatro y queda automáticamente fascinado con su voz. Dionysos arranca un pedazo de un cartel de Lily, lo besa y lo guarda, después se tumba en un banco a seguir escuchando la música que tanto le obsesiona.
Este prólogo ha sido modificado con respecto al cd, allí tan solo lo cantaba Sting.

2. LA CANCIÓN DEL FANTASMA DE CARMEN (Marie-Ange Todorovitch y Sting).
Mientras Dionysos duerme sobre el banco se le aparece el primer fantasma de la Ópera, el fantasma de Carmen (Marie-Ange Todorovich) quien trata de convencerle para que muera.

3. POLVO Y MENTIRAS (Joe Sumner y Sting).
El amigo de Dionysos (Joe Sumner) entra en escena para tratar de hacerle entender que la música que le obsesiona no está hecha para obreros como él sino para burgueses y que es hipnótica y engañosa. En esta escena padre e hijo se empujan repetidamente. Este fragmento completo se ha escrito expresamente para la función porque en el cd no aparecía.

4. LA BELLA LIBERTAD (Sting, Joe Sumner y los obreros).
En este tema los obreros compañeros de Dionysos tratan de hacerle ver que hay otras cosas aparte de la Ópera sin mucho éxito porque Dionysos no hace más que exaltar una y otra vez la figura de Mozart. Aquí es donde más añoré la voz de Robert Wyatt, el amigo de Dionysos en el cd, cuya participación en la obra habría sido complicada ya que está postrado en una silla de ruedas desde hace 35 años tras una extraña fiesta que terminó con él mismo cayendo por una ventana.

5. ELOGIO INFINITO A LA VOZ HUMANA (Sting).
Uno de los momentos más intensos de la obra en la que Dionysos se alza sobre una plataforma sobre el resto de los obreros y ensalza el poder de la voz humana, lo que nos distingue del resto de especies. Al finalizar el público se saltó el protocolo y aplaudió por única vez en toda la obra y no era para menos, la interpretación de Sting lo mereció.

6. EL BALLET DE LOS BASUREROS (Ibrahim Maalouf).
El trompetista libanés Ibrahim Maalouf fue el intérprete de un solo en este interludio musical que tampoco aparecía en el cd.

7. LA CANCIÓN DEL FANTASMA DE BUTTERFLY (Sonya Yoncheva).
El segundo fantasma de la Ópera se le aparece a Dionysos, el fantasma de Butterfly (Sonya Yocheva) y le ofrece la muerte como poder curativo de sus problemas. Butterfly se sienta sobre Dionysos que yace tumbado en el suelo y con un cuchillo está a punto de apuñalarle pero al final termina por besarle.

8. LA CANCIÓN DEL FANTASMA DE NORMA (Anna Gabler).
La aparición del tercer fantasma de la Ópera, el fantasma de Norma frena a Butterfly de matar a Dionysos. Norma cree con firmeza que Dionysos al estar enamorado ya es un hombre muerto.
Al final de este acto los tres fantasmas se pasan de una a otra a Dionysos y le besan.

9. SER FUERTE (Sting, Marie-Ange Todorovich, Sonya Yoncheva y Anna Gabler).
Mi tema favorito de la obra empezó a capella cantado por Dionysos en el que da toda una declaración de intenciones al afirmar “que amar es más fuerte que ser amado”. A Dionysos le secundan las voces de los tres fantasmas. Supone una novedad con respecto al álbum en el que también estaba interpretado únicamente por Sting.

10. LA CANCIÓN DEL PERFUME (Sylvia Schwartz y Sting).
Primera oportunidad de lucimiento de la madrileña Sylvia Schartz en la que aparece y se muestra como lo que es, una diva de la Ópera. En este número se incluye también “El deseo de Dionysos” que en el álbum era totalmente independiente y en el que Dionysos le dice a Lily: “quiero probar tu piel, quiero tocar tus labios”.

11. EL BALLET DEL DESEO (Sylvia Schwartz, Sting y Vincent Segal).
Mientras un violonchelista eléctrico toca (la primera vez que escucho este peculiar instrumento, un híbrido entre guitarra y cello, con sonido semejante al sitar) Dionysos y Lily se entregan intermitentemente a la pasión y al rechazo.

12. ALBOROTADOR (Elvis Costello, Joe Sumner y los obreros).
Hace acto en escena el jefe de policía (Elvis Costello) para detener a Dionysos por alborotador y escandaloso. El amigo de Dionysos trata de mediar mientras el jefe de policía tira por el suelo a Dionysos y le inmoviliza con una pistola de descargas eléctricas. Casi 50 minutos esperando para poder ver en escena a Costello, que surgió en el panorama musical a finales de los 70 al igual que Sting, con el que tuvo algún desencuentro en el pasado y al que le une una gran amistad en el presente.

13. NO LO TOQUÉIS (Sylvia Schwartz y Ned Rothenberg).
Lily, la diva, intercede también por Dionysos haciendo público por vez primera su amor hacia él. Antes de su entrada en escena el saxofonista Ned Rothengerg hizo un emotivo solo en el escenario.

14. DISTANCIACIÓN (Los obreros, el amigo y los fantasmas).
Hasta 30 personas en escena, los obreros, el amigo de Dionysos y los fantasmas cogen este y lo llevan en volandas de un lado a otro del escenario como muestra de su felicidad por el feliz desenlace que parece tener la historia.

15. ¿LA FELICIDAD? (Elvis Costello).
El único número en solitario de Costello, reescrito para dar más longitud a su breve participación en el álbum, de hecho allí lo interpretaban Sting y Robert Wyatt. Elvis Costello con su sotana de cura hizo una buena y sentida interpretación.

16. EL BALLET DE LA DESESPERACIÓN (Sting, Elvis Costello, Marie-Ange Todorovich, Sonya Yoncheva, Anna Gabler y Sylvia Schwartz).
Otro número reestructurado para dar un mayor protagonismo a Costello, quitándoselo a Joe Sumner. Dionysos se desespera por el inesperado abandono de Lily encontrándose por primera vez con la compasión del jefe de la policía y de los tres fantasmas de la Ópera.

17. EL DUO IMPROBABLE (Sting, Sylvia Schwartz, Joe Sumner y los obreros).
El tema estrella, el más reconocible del álbum y el que cierra el mismo. Finalmente la diva Lily y el obrero de origen griego Dionysos salvan todos los escollos para estar juntos, aunque nadie apostara nada por ello. En este tema estuvieron presentes todos los participantes de la obra, incluso el propio Costello que termina bailando y quizás enamorándose del fantasma de Norma. Al grito de “las voces nos unen” da por finalizada la función.

Se apagan las luces, un sonoro aplauso, mucha gente de pie emocionada, se vuelven a encender las luces y todo el reparto de la mano hace reverencias al público. Después van saliendo uno a uno, recibiendo el calor del público por este orden: Anna Gabler, Sonya Yoncheva, Marie-Ange Todorovich y Joe Sumner. Después sale Elvis Costello, un sonoro aplauso, pero nada comparable al que recibe la madrileña Sylvia Schwartz. Por último un eufórico Sting se tira de rodillas en el medio del escenario levantando los brazos al cielo para recibir una enorme ovación.
A pesar de toda la controversia que leí que había levantado esta obra, los aplausos se alargaron durante 10 minutos y en mi palco, en el que habría unas 100 personas, tan solo abandonaron la función dos mujeres mayores, ambas tuvieron un encontronazo con un traicionero escalón que las hizo abrir la puerta literalmente con la cabeza, supongo que se trataba de un castigo divino.

He de romper una lanza a favor de la organización del Teatro Châtelet, visto lo visto en París pensaba que nos atracarían, pero no, en ningún momento hicieron intención de cobrar propinas por acomodar a la gente ni tampoco nos cobraron nada por guardar nuestras pertenencias, todo un detalle a agradecer.
Terminada la obra, a las 6 de la tarde nos encontramos con la lluvia parisina que nos acompañó hasta que abandonamos París a eso de las 10’30 para regresar a Madrid. Me quedo con el recuerdo de una genial experiencia en una ciudad cara pero apasionante que hasta ahora no conocía y además me llevo una edición especial de “Songs from the labyrinth”, con 3 temas extras, que encontré de manera fortuita en el “Virgen Megastore” de los Campos Eliseos.
Ahora mi libreto de “Welcome to the voice” acompañará al de “Three Penny Opera”, a esta obra no asistí como es lógico, pero su libreto lo conseguí a través de Ebay.

2 comentarios:

Rosa dijo...

Estupenda reseña JKasker. Me pase a leerla con todos sus detalles y no pude menos q felicitarte por ella.

Leyendote ha sido casi como vivirlo.

Gracias

Kasker dijo...

Gracias a ti Rosa, por pasarte por aquí a visitar mi página.
Escribí esa larga crónica q me llevo mi tiempo, tan solo para eso, para q alguien q no hubiese estado allí se pudiera hacer una idea cercana de como fue esta obra.

Es un placer saber q he cumplido el objetivo q me marqué.

Un abrazo.