domingo, 30 de enero de 2011

CONCIERTO EN SIDNEY MYER MUSIC BOWL, MELBOURNE (AUSTRALIA). (28/1/2011).


SETLIST:
El concierto tuvo el mismo repertorio que el del día 19 de enero.
COMENTARIO:
Sting dedicó su tema “Fragile” a todos los desaparecidos por las recientes inundaciones en el estado de Queensland. El concierto de Melbourne se vio envuelto un poco por la polémica debido a constantes problemas de sonido que deslucieron el resultado final. Al día siguiente en Sidney Sting acudió a la premiere australiana del film “Los próximos tres días”, en el cual aparece brevemente su mujer Trudie. Durante el evento Sting manifestó ser un rendido fan del actor Russell Crowe.
AUDIENCIA:
10.000 espectadores.

viernes, 28 de enero de 2011

TONI CARBÓ NOS HABLA SOBRE LOS MÚSICOS DE STING

Kasker: En la primera gira que Sting emprendió como solista en 1985 se hizo acompañar por la “Blue Turtles Band”, una banda compuesta por músicos afroamericanos de sólida formación jazzística. Para todos ellos acompañar a un músico blanco, británico y de tendencias pop-rock era como “venderse”, pero remuneraciones aparte, lo cierto es que de esta primera banda salieron dos colaboradores esenciales, el saxofonista Branford Marsalis (que ha participado recientemente en “Live in Berlin”) y el teclista Kenny Kirkland (quien estuvo en 3 giras de Sting hasta su prematura muerte en 1997). Sting en su biografía contaba que robarle el bajista Darryl Jones a Miles Davis le costó una humillación en toda regla. ¿Qué recuerdos tienes de esta primera gira y de estos excelentes músicos?.
Toni Carbó: Le tengo especial cariño a esta gira porque supusieron mis primeras salidas “serias” siguiendo a Sting. ¡¡La puesta en escena de esta gira era genial!!. El escenario con las escaleras, la disposición de la banda… Recuerdo muchas anécdotas de la gira, como que Wynton Marsalis, el hermano de Branford, le recriminó que perdiera el tiempo al lado de Sting, puesto que consideraba que tenía mucho más talento y no tenía por qué estar de gira con un músico pop. La verdad es que la banda que montó Sting era lo mejor que se puede tener encima de un escenario. Pude conocer personalmente a Brandford, a Kenny y Darryl, los tres eran personas muy abiertas y sencillas. Recuerdo haber estado en el “soundcheck” de Barcelona y al finalizar estar hablando con ellos sin ningún problema. Mi amigo Erwin se hizo muy amigo de Branford y le llegó a transcribir el “rap” que cantaba en una de las canciones del concierto y que tengo por alguno de mis archivos. Llegaron a tener mucho contacto en toda la gira y les proporcionó pases y alguna que otra ayuda para poder entrar las cámaras y poder grabar los conciertos.
Ellos eran músicos de jazz que cuando podían, especialmente en los “soundchecks” sin Sting, tocaban canciones de jazz tal y como ocurrió en Barcelona, ya que Sting atendió aquella tarde a un compromiso con el sponsor (Levi’s) de la gira en el “backstage” junto algunos invitados. Recuerdo que regalaron algunos Lp’s de “The dream of the blue turtles” muy especiales, con una carátula totalmente distinta, ¡¡¡una joya!!!.
Y nos olvidamos de Omar Hakim a la bateria...¡Una máquina!. Todos estos músicos siempre van un paso por delante de Sting, especialmente Branford que no necesita ensayar con Sting casi nunca ya que sabe muy bien lo que quiere. Es un monstruo.
Hay muchas anécdotas de aquella gira...y momentos durillos como recorrer 1000 km y encontrarte que no hay concierto... Es duro, muy duro. Me pasó tres veces en esta gira, si no recuerdo mal, la voz de Sting no “funcionó” muy bien en aquella gira.

K: La gira 1988/89 cuenta con una inmensa mayoría de músicos que no volvieron a trabajar nunca más con Sting, el saxofonista Steve Coleman retomó su carrera en solitario, la bajista Tracy Wormworth se unió de por vida a los B-52’s, el guitarrista Jeffrey Lee Campbell acabó de músico de sesión para programas como el SNL,… Pero hay un músico muy desconocido para los seguidores de Sting con el que tú guardas una relación muy especial. Háblanos del teclista y vocalista Delmar Brown y de la amistad que os une.
T.C: ¡¡Mi gira!!. No sé qué tiene “Nothing like the sun” que es mi gira, mi disco... Me lo pasé bomba durante muchos días, con la gira, con mis amigos y con los que hicimos allí. Otra puesta en escena genial, tantos músicos, tanta diversidad de sonidos. Tuve la suerte de poder asistir al inicio de la gira Europea en Wembley, ver bastantes “soundchecks”, viajar con algunos de la banda y hacer una buena amistad con Delmar Brown, un genio del teclado, con una voz prodigiosa que le acarreó muchos problemas con Sting en más de una ocasión ya que se veía superado y esto no le gusta nada. Nos comentó que durante la gira americana, cuando llegó el concierto de la ciudad natal de Delmar y con la familia entera en el publico, Sting decidió sacar del set list “Consider me gone” para que Delmar no pudiera lucirse… Muy típico de Sting que durante la gira de “Nothing like the sun” montó más de un numerito.
Xavi, Quim y yo contactamos con Delmar en Valencia (26/5/1988), después que el concierto se suspendiera. Fuimos con él a su habitación, en el Saler Hotel, y empezamos a hablar de música, cosas de nuestro país, etc… Estuvimos toda la tarde con él y quedamos para vernos al día siguiente. Coincidimos en la carretera de Valencia a Madrid, junto a Kenny, Tracy y, creo, que Minu Cinelu. Hicimos una especie de competición con Sting, él en su jet privado y nosotros en coche. Llegamos primero al hotel y recuerdo que en el bar del hotel, junto a Delmar y Kenny, entró Sting y nos miro atónitos al ver que ya habíamos llegado. Delmar bromeó con Sting sobre el tema. Claro está que Sting había salido más tarde que todos nosotros, pero no mucho más…
Después, en Madrid (28/5/1988), entramos en el Rockodromo con los pases que nos proporcionó Delmar y algún otro que me dio Edu de Gamerco. Recuerdo aquel “soundcheck” como muy, muy especial. Todo tenía que salir bien ya que Sting quería tocar al 100% después de haber anulado el concierto de Valencia y de haber hecho medio concierto en Barcelona.
En el Rockodromo de Madrid, Sting se enfadó muchísimo por el tema del vestuario y nos dejó a todos desconcertados pues, por motivos de iluminación, tuvo que cambiarse y no le gustó nada. Su relación con Tracy tampoco era muy buena. Según Sting, y como nos comentó Delmar, era muy floja tocando el bajo y al batería lo cambió en dos ocasiones, si no recuerdo mal, porque tampoco estaba a gusto con ellos. Sólo se encontró bien con J.T.Lewis que, según Delmar, no necesitó casi ni ensayar para coger la onda que quería Sting.
Con Delmar también tuvo muchos problemas. En el video de “Englisman in New York”, si os fijáis él no sale, pues llegó tarde al estudio de grabación y Sting se encaró con él y lo mandó a casa. En otra ocasión en Zaragoza (29/5/1988), Delmar nos invitó a subir al escenario durante el “soundcheck”. Hablamos con todos y, al llegar Sting, le pidió hacerse una foto todos juntos, pero se negó y Delmar se lo tomó muy mal. Se fue tras el escenario, sin decir nada, se sentó en una grada de la Romareda, con un pequeño teclado Casio y nos dejó. Poco a poco nos fuimos retirando, por si las moscas… y nos reunimos con él poco antes de empezar el concierto...Una lástima.
En Toulouse (22/5/1988) nos encontramos con toda la banda en un parque de atracciones al lado mismo del pabellón de deportes y estuvimos con Jeff, Delmar, Minu y el batería. Fue divertido. Entramos en la prueba de sonido y recuerdo estar en la platea jugando con una pelota de rugby con algún técnico y Branford. Esto creo que fue antes de la gira Española.
Hay algunas cosas más, especialmente de la gira de Amnesty (10/9/1988) donde Delmar nos invitó a su habitación del hotel antes y después del concierto. El día antes habíamos cenado juntos en la Barceloneta, en uno de los chiringuitos de moda a pie de playa, paseamos durante un buen rato hablando de música, de sus proyectos, quizá con la intención de digerir la mega cena que todos tomamos. En el Ramadà de las Ramblas de Barcelona, antes del concierto, coincidimos con Bruce Springsteen, Sting, Peter Gabriel, Tracy Chapman, Youssou N'dour y, la verdad, fue un momento inolvidable, especialmente porque yo tenía un ejemplar de la revista “Keyboard” en cuya portada aparecía una foto de Kenny y Delmar. Era una especie de entrevista que los enfrentaba. Bruce me la pidió para enseñarla al resto de músicos, todos se reían de las fotos y bromeaban. Gabriel, que fue el último en tener la revista en las manos gritó: “¿de quién es la revista??”, me levanté de la butaca y le dije: “Es mía...”. Me miro y contestó: “Toma, gracias, ¡¡nos hemos reído mucho!!”.
Vimos todo el concierto desde detrás del escenario, todos los cambios, los músicos. Tras muchos años de no vernos me reencontré con Quimi Portet de “El Ultimo de la Fila”. Quimi es un amigo de la infancia. Nos veíamos cada fin de semana en Taradell, cerca de Vic. Pasé mucho tiempo en casa de los Portet, pero cuando me fui de Taradell perdí el contacto con ellos. En el Nou Camp nos volvimos a ver y pudimos conversar durante mucho rato, especialmente de aquella noche mágica en Barcelona. Después hemos coincidido muchas veces en Catalunya Radio, en el programa en que colaboro y que dirige mi amigo Jordi Tardá.
Cuando finalizó, nos fuimos todos al Hotel Ramadá y Delmar nos propuso subir a su habitación. También acudieron Tracy y Kenny... Una fiesta que terminó muy tarde. Algunos fans gritaban desde las Ramblas y Delmar, Kenny y Tracy salieron a la ventana para tirar papeles firmados.
En mi viaje de luna de miel, en el 92, Delmar me invitó a cenar en su apartamento de Nueva York. Pasamos el día con él y algunos de sus músicos. Fue muy divertido, ya por aquel entonces Delmar nos incluyó en su agenda como posibles asesores en Europa de su compañía con el fin de promocionar sus discos.
En Noviembre del 2002 Xavi y yo lo trajimos a tocar a Barcelona (28, 29 y 30/11/2002) a La Boîte durante tres noches. TV, radio,… todo en una semana loca, loca ,loca pero muy interesante. Vino con su actual mujer, la danesa Alice, que es teclista y su hijo. Xavi y yo les montamos una banda con músicos de sesión de Barcelona y ensayaron durante tres días. El resultado fueron tres conciertos muy interesantes.
Seguimos vinculados a Delmar, aunque hace algún tiempo que no tenemos contacto ya que Delmar está trabajando mucho en Nueva York.
Bueno ya he explicado algunas de las cosas que nos unen con Delmar Brown. Delmar era un músico excelente, yo lo he visto tocar en Londres en el Ronny Scott’s Club el piano y es una maravilla. Su voz es extraordinaria. El único defecto que le veo, y que creo fue la causa de sus problemas, era su adicción a la coca. Es una lástima, pero es así. Tenía unos altibajos constantes y sus salidas nocturnas le hicieron perder su carrera musical al lado de Sting. Con los años sentó mucho la cabeza, pero la muerte de Kenny le dejó muy tocado y cambió por completo. Hay que pensar que Delmar y Kenny eran muy, muy amigos. En la gira de “Nothing like the sun” eran dos auténticos compañeros, como dos hermanos.

K: Yo sí tengo que elegir una gira me quedaría con la sobriedad escénica de la “Soul Cages Tour” y con la autosuficiencia de un trío de músicos inolvidable, el guitarrista Dominic Miller, el teclista David Sancious y el batería Vinnie Colaiuta. Con Dominic, como todos sabemos, fue el comienzo de una relación profesional de 20 años que aún prosigue. Los cuatro siguen reuniéndose para ofrecer normalmente conciertos privados. ¿Qué pasó con aquel percusionista llamado Vinx al que Sting le produjo un álbum y al que le dio tanto protagonismo en esta gira?. Hay rumores de que su relación no terminó precisamente bien.
T.C: Sí, fue una buena gira, pero en algunos sitios, como en España, se equivocaron al escoger los lugares de actuación. Era una gira para verla tranquilo, en un sitio cerrado y no en el Estadio de Sarriá (12/6/1991) donde, como tú dices, el escenario era muy sobrio, sin pretensiones y los cuatro músicos solos, en un estadio tan grande, no funcionaba muy bien, por no hablar del momento de las canciones lentas de “The soul cages”. Una gozada.
David Sancious es un gran teclista, pero muy distinto a Kenny, es un hombre más "rockero" acostumbrado a nuevas técnicas y a mí, personalmente, no me gustó tanto. Lo vimos muchas veces en esta gira. Recuerdo que una de las 5 noches en el Hammersmith Odeon (24 al 28/4/1991), coincidimos con el famoso periodista Joaquín Luqui. Fuimos a cenar con él después del concierto, junto a Jordi Tardá y algunos de los peces gordos de Polygram de Madrid. Luqui se mofó mucho de Sting y se durmió en el concierto, aunque era algo que solía pasarle muy a menudo, según nos comentó.
La verdad es que el set list de esta gira era muy bueno, me gustaba mucho y la interpretación de los temas era excepcional. En Barcelona la banda tocó casi una hora de reloj en la prueba de sonido y Sting interpretó una versión del “We’ll be together” como en la del video, como si estuviera borracho. Es de lo mejor que he visto y escuchado… ¡Genial!.
El día anterior al concierto, Sting grabó las voces en español de “Vengo del sur” (“Why should I cry for you?”) junto a Manolo García, en los estudios Gema de Barcelona. Joan Manuel Serrat también se dejó ver en el conciNegritaerto el día después.
Tal como comentas, al lado de Sting, Dominic comenzó su carrera y una amistad que perdura hasta hoy. Es un buen guitarra y un tipo encantador. He podido hablar algunas veces con él, en distintas giras, y siempre se ha mostrado muy abierto. Un amante de la música española.
Vinx… todavía recuerdo el día que lo conocí. Fue en Valencia (11/6/1991), durante el tiempo de espera de la prueba de sonido. Nos apostamos en el césped del Levante, al lado de Danny Quatrochi, hablando de su libro y vimos a Vinx solo en la grada. Nos dirigimos a él y le comentamos que lo habíamos visto en Londres, que nos gustaba su forma de actuar, etc.. Lo cierto es que nos dio un poco de lástima porque Sting le cortó las alas cuando vio que salía más de lo que él quería. Es un caso parecido al de Delmar. Tenía un talento muy especial, una voz extraordinaria y se comía parte del protagonismo de Sting... ¡¡Malo, muy malo!!! . Duró lo que duró. Recuerdo que Sting le tenía en gran estima, pero... creo que también tuvieron algún problema con el disco que Sting tenía que publicarle con un sello que montó para ayudar a nuevos talentos… Lo digo un poco de memoria, pero creo que por medio estaba Miles Copeland...¡un buen pieza que ha terminado como ha terminado!.
K: ¿Qué piensas de la carrera como solista de Dominic?, ¿Viste su reciente concierto en la barcelonesa Sala Luz de Gas?. ¿No crees que Sting después de componer varias canciones juntos (la última data de 1996) no ha hecho más que quitarle importancia y protagonismo a Dominic desde finales de los 90?.
T.C: Tengo todos sus discos, y a mí, personalmente, me gustan mucho. Es una música muy tranquila y me gusta ponerla mientras escribo o me relajo. Lo vi en Barcelona y pude hablar con él antes del concierto. Una persona muy sencilla que no tuvo problema en contestar a las preguntas que le hicimos. Tal como te he comentado, lo conocimos en giras anteriores y nos pidió música de guitarristas españoles. Le interesaba mucho y le conseguimos algunos CD’s que se los dimos en Zaragoza (22/4/1996)… creo que en la gira de “Mercury falling”… Le encantó. Todavía se acuerda de aquel día, nos dijo en Barcelona.
¿¿Protagonismo??, bueno Sting es como es. No le gusta mucho que le pisen su terreno, pero yo creo que Dominic tiene muy claro su lugar y no pretende más de lo que le corresponde. Es un buen compositor y que tiene una auténtica amistad con Sting, por lo que no creo que le quite protagonismo. Los músicos como él, como Darryl Jones o David Sancious, por poner unos ejemplos, tienen muy claro su papel. Quizá Dominic esté un paso por delante de los otros ya que, repito, su amistad con Sting es muy fuerte.

K: Según tengo entendido Vinnie dejó de ir de gira con Sting porque sus conciertos eran demasiado herméticos, con muy poco espacio para la improvisación. ¿Sabes por qué abandonó la banda David Sancious antes de concluir por completo todos los compromisos de la “Ten Summoner’s Tales Tour”?.
T.C: Ya lo dije en su momento. A pesar de que haya gente que no lo crea, Sting es el que manda, el que dirige todo y no da opciones a privilegios si no es con su consentimiento. A Vinnie, un músico que ha tocado con músicos como Frank Zappa - pura improvisación - le gusta tener un poco de libertad, se pelearon en Montpellier (22/12/1996), pese a quien le pese en la gira de “Mercury falling” por pedirle que quería interpretar “I burn for you”. Por este tipo de pequeños roces Sting prescinde y pone a otro. Lo ha hecho con Delmar Brown y, creo, que con los que han desaparecido de su lado de una manera rápida. ¿David Sancious?, no sé el motivo, la verdad, pero no me extrañaría que fuera por algo parecido.
Los músicos de Sting están muy bien pagados, pero tienen que hacer lo que él dice y punto. Ya comenté anteriormente que los músicos aprovechan los días de compromisos de Sting durante el “soundcheck” para tocar sus propios temas, como jazz, para desintoxicarse. Sting es muy serio y exigente trabajando y no cede ni un milímetro.
K: Con la llegada de Kipper aumentan las algo alicaídas ventas, Sting se moderniza pero para muchos pierde la esencia de su sonido. “Brand new day” es un álbum excelente, al que le sigue otro que va aún más lejos en el uso de programaciones y loops, “Sacred love”. ¿Qué opinas de la llegada de Kipper y que supuso en la carrera de Sting, según tú criterio?.
T.C: Kipper… bueno. A mí no me ha gustado nunca Kipper. Durante un tiempo Sting se dejó llevar mucho por él. También fue una época en la que yo empecé a desconectar un poco de Sting y ya no vi tantos conciertos como en giras anteriores, pero la influencia de Kipper sobre Sting es notable. Es un estilo musical que no me ha gustado nunca. Recuerdo que en algunos conciertos con mi amigo Xavi llegamos a comentar: “¡Odio a este tío!, ¿qué hace?!”.
K: Chris Botti es sin duda alguna el músico que más se ha beneficiado de trabajar con Sting. Ahora compite e incluso a veces le gana en ventas a su ex-jefe con sus numerosos álbumes en solitario. Estuvo únicamente en la eterna “Brand New Day Tour”, que se alargó casi dos años y le sirvió de perfecta promoción. En esta gira Sting cumplió el deseo de tener entre sus filas (en vivo) al batería francés Manu Katché. ¿Tienes alguna anécdota con estos dos músicos o con el argelino Cheb Mami que para los que no lo sepan ahora se encuentra preso por incitación al aborto?.
T.C: Bueno, Chris es un excelente trompetista. Creo que Botti tiene un talento excepcional para interpretar los temas de Sting. Es un gran músico pero, como el resto de músicos que han ido entrando en sus nuevas formaciones, no lo he seguido mucho, aunque en “Brand new day Tour” fue una pieza clave. Sus trabajos en solitario están muy bien. ¿Qué le pasó a Cheb Mami?.

K: El ex–monje budista Jason Rebello fue llamado a sustituir a Kenny casi por designio divino pero ahora ha terminado aliándose con Phil Collins y sus covers de la Motown y el percusionista marroquí Rhani Krija se ha convertido en fundamental desde el tour de “Sacred Love”. ¿Crees que con Rebello se ha terminado la relación profesional para siempre?. ¿Crees q tenemos Rhani para rato?.
T.C: Mmm… No lo sé. Son músicos, como te he comentado, que no conozco tanto como los de anteriores giras. No he tenido mucho contacto con ellos. Con Jason cruzamos algunas palabras hace un tiempo, pero sin importancia. Con Rhani sí que tuve algo más de contacto el día que actuó con Dominic en Barcelona. Comentamos sólo algunas de las canciones que Sting toca en “Symphonicity Tour”. Creo que son músicos que entran y salen. Quizá Rhani tenga un puesto más seguro en la banda de Sting.
K: A la sombra aunque no menos importantes hay una serie de figuras clave en la carrera de Sting, su manager desde los tiempos de Police, Miles Copeland con el que rompió relaciones de forma abrupta, su tour-manager Bill Francis, siempre con cara de pocos amigos, el desaparecido (y según dicen encantador) Kim Turner, su llegada cambió de manera radical el sonido Police y Danny Quatrochi, el hombre que afina los bajos de Sting desde tiempos inmemoriales. ¿Qué más sabes de todos ellos?.
T.C: Mmmm… aquí hay muchas cosas que comentar. Conocí a Kim Turner y a Bill Francis en el 83, en el aeropuerto del Prat de Barcelona, cuando llegó la banda desde Madrid. Con Kim pude hablar unos segundos. Con Bill fue imposible, era un escudo humano sobre la persona de Sting. Unos años más tarde pudimos hablar con Kim Turner, creo que fue en la gira de “Blue Turtles” y con Bill tuve un encuentro muy especial. Me llamaron de Gamerco, la antigua Gay &Co. - promotor de conciertos de Barcelona - porque necesitaban la talla de zapatos de Sting, Dominic, Bill y alguien más, no lo recuerdo con exactitud. Me puse en contacto con Tina de “Outlando’s” y se lo expliqué. En unas horas tenía sus números. Al parecer, la marca de zapatos Panama Jack tenía previsto regalar unas botas que a Sting le habían gustado mucho. El día que Sting actuó en Barcelona (24/4/1996) en la gira “Mercury falling” acompañé a Eduardo Moller de Gay & Co. al Palacio de los Deportes para hacer entrega de los zapatos a los miembros de la banda. Entramos en la oficina donde se encontraba Bill que nos recibió con una sonrisa de lado a lado, miró los zapatos y se quedó como un niño comentando lo buenas que eran… Más tarde, con la representante de Panama Jack le hicimos entrega a Sting de sus zapatos. Ese fue el día en que pude entregar a Sting toda la documentación que había recopilado de sus actuaciones con Last Exit y Newcastle Big Band en el País Vasco.
Con Miles no he tenido lo que se puede decir mucha suerte. La verdad es que es mi bestia negra. Yo suelo viajar a Suiza siempre que Sting actúa en aquel país. Mi hermano es ciudadano suizo y, así, aprovecho la ocasión para verlos a los dos. En la gira de “Blue Turtles” pude entrar en el “backstage” tras el concierto, con mi amigo Christophe, un coleccionista Francés que me acompañaba. Más tarde estuvimos con los músicos. Vi a Miles solo en un rincón y me dije: “¡Esta es la mía!”. Me presento y le enseño el libro que habíamos escrito junto a Oscar Manila para que me lo firme. ¡¡Fallo!!... Miles cogió el libro y, sin apenas mirarlo, dijo, "You are and impostor" (“Eres un impostor”), “who gave you the publication rights?” (“¿Quién te ha dado los derechos de publicación?”). En aquel momento, me quedé atónito, no sabía que decir. Le comenté que era una publicación en la que yo había colaborado y, sin más, llamó a dos miembros de la Policía suiza y les pidió que me expulsaran inmediatamente del Palacio de los Deportes de Zurich. La sorpresa fue mayúscula ya que se creó un momento de tensión que nadie podía entender. Salí custodiado por la policía, junto a mi amigo Christophe y ya no tuve más contacto con Miles hasta el día que coincidimos en su oficina de Londres de IRS records, junto algunos seguidores más que nos dimos cita con Tina para aclarar el tema de la devolución de entradas de los conciertos que suspendió Sting en la “Ten Summoners Tales Tour” en el Royall Albert Hall.
Miles salió por la puerta de atrás cuando Sting le dio la patada en el culo, creo que más que merecida y demasiado tarde. Siempre manejó a Sting a su antojo y como quiso. Lo pagó caro. Tendrías que ver lo majo que está en las puestos de “merchandising” intentando vender CD’s y pañuelos del show que lleva entre manos de la Danza del Vientre, un show que ha pasado un par de veces por España no hace mucho.
Danny… ¿Qué decir de Danny?. Es un tío encantador. Lo conocí en Madrid (13/12/1985) en la gira de “The dream of the blue turtles” en el 85 y, desde entonces, nos saludamos y hablamos en los conciertos. Siempre hemos podido charlar un poco, de la gira, de su libro. En la gira de “Nothing like the sun” estuve con él en el escenario y pude ver un poco como trabaja. Le comenté algunas de sus intervenciones con The Police y, siempre que ha podido, nos ha proporcionado pases. Ahora es mucho más difícil ya que tiene seguidores en todas las ciudades donde van. Alguien del “staff” le preguntó cómo es que tenía tantos amigos en todas las ciudades donde tocaban. De su mano han salido algunos conciertos interesantes que hoy circulan entre los seguidores y coleccionistas.
Falta comentar alguna cosa de Dennis Smith, el otro “roadie” que tiene Andy Summers a su disposición. Lo conozco desde las giras en solitario de Andy y es que es una persona muy atenta y que siempre tiene un momento para comentar cosas. Fue él quien se encargó de entregarle una de las copias del libro “The Police, Música de nuestro tiempo” que me había pedido Andy en su momento. Yo se la mandé a Los Angeles y él se la entregó a Andy.
Coincidimos con él en Vancouver (27/5/2007), un día antes de los primeros conciertos de The Police, y nos explicó un montón de cosas. Más tarde lo encontramos en Birmingham haciendo fotos por la ciudad. Le gusta mucho la fotografía. En Barcelona, Valencia y Bilbao volvimos a coincidir y, de hecho, contacto con él por mail de vez en cuando.

K: Una entrevista sobre Police y sus miembros estaría incompleta sino habláramos del guitarrista corso Henry Padovani, miembro fundador de la banda y obligado a marcharse de la misma por su poca pericia con las 6 cuerdas. Sting y Stewart mantienen buena relación con él, colaboraron en su álbum y le invitaron a aparecer en los conciertos en París de la gira de reunión y Henry por su parte rentabilizó tal circunstancia reeditando su autobiografía “Secret police man”. ¿Has mantenido algún tipo de comunicación con él?. En caso de haberlas leído todas, ¿cuál de las 4 autobiografías de los ex-Police te resultó más interesante?.
T.C: No lo conozco personalmente, pero antes de que se reunieran los Police en el 2007, tuve contacto con él por mail. Siempre me ha contestado. Me he leído parte de su libro, como el de los otros tres… Su libro es interesante porque Henry fue un trotamundos que tuvo relación directa con muchísimas bandas de la época potente del punk. No era, ni ha sido nunca, un gran músico, pero su carácter y su empuje le dan un toque especial. Yo creo que su intervención en París fue una especie de regalo “de cara a la galería”. No sé si Sting se sintió muy cómodo con aquello, que fue más obra de Stewart que otra cosa tengo la sensación... En todo caso, a mí, siempre me ha respondido a todas las dudas que he tenido. De todas formas, estos personajes (músicos), muchas veces, por no decir casi siempre, no recuerdan apenas nada y no saben lo que nosotros sabemos casi mejor que ellos. No es una fantasmada, es así. Me ha sucedido en más de una ocasión: me ha pasado con Andy, con Costello y con Jim Kerr. Son gente que viven el momento y que casi no recuerdan nada de lo que han hecho el día anterior. Preguntarles por cosas del 77-79 es como preguntar al aíre. Por cierto, es probable también que yo cometa algún fallo a la hora de recordar algunas de las cosas o más bien, a la hora de situarlas en el tiempo.

FOTOS:
- 1: Montaje del escenario en La Romareda, Zaragoza (29/5/1988).
- 2: Set list de la actuación de Sting en el Amnesty Tour, Barcelona (10/9/1988).
- 3: Danny Quatroci probando el bajo de Sting para su concierto en Zaragoza (29/5/1988).
- 4: Delmar Brown en uno de sus conciertos en La Boîte, Barcelona (11/2002).
- 5: Toni con Delmar en Sitges, Barcelona (11/2002).
- 6: Toni con Dominic Miller en el “backstage” de Luz de Gas, Barcelona (28/10/2010).

Fotos cedidas por Toni Carbó.
Todas las fotos registradas y usadas con permiso de su propietario.

jueves, 27 de enero de 2011

CONCIERTO EN BAROSSA ARTS & CONVENTION CENTRE, ADELAIDA (AUSTRALIA). (26/1/2011).


SETLIST:
El concierto tuvo el mismo repertorio que el del día 19 de enero.
COMENTARIO:
Segundo de los nueve conciertos que Sting ha cerrado en Australia con su gira “Symphonicity” que seguía manteniendo a rajatabla el repertorio meticulosamente planificado. La felíz recuperación de una versión emotiva y acústica de “Message in a bottle” era la única novedad con respecto a los tramos americanos y europeos de la gira. En una reciente entrevista Sting dijo que tener una banda de músicos es como tener una serie de colores con los que pintar, pero que contar con toda una Orquesta es tener la paleta entera de colores. Sting también dijo que cree que sus ex–compañeros de Police, Andy y Stewart, valoran sus últimas incursiones en la música, ya que al fin y al cabo son unos apasionados de la música en sus múltiples formas.
AUDIENCIA:
9.000 espectadores.

domingo, 23 de enero de 2011

CONCIERTO EN SANDALFORD ESTATE SWAN VALLEY WINERY, PERTH (AUSTRALIA). (22/1/2011).


SETLIST:
El concierto tuvo el mismo repertorio que el del día 19 de enero.
COMENTARIO:
La última vez que Sting tocó en Perth fue en diciembre de 2008 con la intimista gira de las canciones de Dowland como excusa, ahora la propuesta era muy diferente, presentar sus mejores canciones como compositor con arreglos novedosos para que los toque una Orquesta Sinfónica al completo. En esta ocasión la encargada de acompañar a Sting y su banda en los conciertos de Perth, Adelaida y Melbourne fue la Melbourne Symphony Orchestra una de las más importantes orquestas australianas que ya ha cumplido sus primeros cien años de vida. La versión acústica de “Message in a bottle” volvió a cerrar la actuación como hiciera en los dos últimos recitales del Budokan de Japón.
MÚSICOS:
Sting (Voz, guitarra y armónica), Dominic Miller (Guitarra), Ira Coleman (Bajo), David Cossin y Rhani Krija (Percusión), Jo Lawry (Coros), Steven Mercurio (Conductor) y The Melbourne Symphony Orchestra.
AUDIENCIA:
12.000 espectadores.

viernes, 21 de enero de 2011

CONCIERTOS DE CRISTINA GESTIDO EN LA FUNDACIÓN JUAN MARCH DE MADRID. (16 y 17/1/2011).


MÚSICOS:
Cristina Gestido (Viola) y Luis Parés (Piano).

La Fundación Juan March es una institución de carácter privado y familiar que fue creada en 1955 por el financiero Juan March Ordinas. Su sede en la madrileña calle Castelló fue diseñada por el arquitecto José Luis Picardo, inaugurándose en 1975. En este edificio modernista tiene cabida diariamente exposiciones, conferencias, seminarios y conciertos de música clásica de acceso libre. La Fundación además posee el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca y el Museu Fundación Juan March de Palma de Mallorca.

En un marco tan idóneo como éste y en sesión matinal tuvieron lugar el pasado domingo y lunes los recitales que como dúo ofrecieron la viola Cristina Gestido y el pianista Luis Parés, ante un público adulto en su mayoría, entendido y muy respetuoso con el protocolo que exige la música clásica: no hubo entradas tardías (para los rezagados se dispone de otra sala más pequeña en la que se puede seguir la actuación a través de una pantalla por circuito cerrado) ni aplausos a destiempo entre los distintos movimientos de cada composición. La actuación de unos 50 minutos de duración fue seguida atentamente por el público que llenaba el auditorio.

Cristina y Luis no solo son amigos (se conocieron estudiando en el Royal College of Music de Londres) sino que desde 2004 forman un dúo artístico que toca con cierta frecuencia, y esa complicidad y confianza existente entre ambos la transmiten con facilidad a la audiencia. El recital se inició con el “Adagio y Allegro Op. 70” del compositor alemán Robert Schumann, quien inicialmente lo escribió para ser interpretado por trompa y piano, aunque se preste perfectamente a ser tocado por una viola ante la escasez de composiciones escritas expresamente para éste instrumento anteriores al siglo XX.

“Sonata en Fa mayor Op. 11 nº 4” de Paul Hindemith es una obra compleja que le permite a Cristina un gran lucimiento con sus discontinuos movimientos y con sus numerosas variaciones. Después de un caluroso aplauso Cristina y Luis ejecutaron instrumentalmente cuatro de las Tonadillas que el Maestro Granados escribió para soprano y piano en 1910 inspirándose en la tradición folclórica y en su devoción hacia la obra de Goya. El broche final lo puso “Le grand tango”, una composición relativamente reciente del bandoneonista argentino Astor Piazzolla, escrita para cello y piano en homenaje al chelista ruso Mstislav Rostropóvich.

La breve actuación dejó de manifiesto la profesionalidad y el virtuosismo de ambos músicos, y, sobre todo, el carisma, la elegancia y el magnetismo de Cristina Gestido en escena. El público aplaudió compartiendo comentarios muy entusiastas, mientras yo me preguntaba: “¿Cuántas de estas personas sabrán realmente el carrerón que lleva esta chica a sus 27 años?”, “¿Sabrán que ella es miembro de la prestigiosa Royal Philharmonic Concert Orchestra desde hace 6?”, y “¿Habrán oído alguna vez hablar de un cantante llamado Sting al que Cristina ha acompañado recientemente por medio mundo?”.

Felicité personalmente a Cristina (con la que había hablado brevemente hace un par de meses en el concierto de Dominic Miller en Clamores) después del concierto y mis primeras impresiones se reafirmaron, me encontré a una persona atenta, sencilla, agradecida y con unas inquietudes y ambiciones musicales que traspasan las fronteras de la música clásica. Muy pronto ella misma nos hablará de su vida, de su trayectoria, de sus proyectos y de la experiencia vivida durante los 6 meses que integró la “Symphonicity” de Sting.

PROGRAMA:
Robert Schumann
(1810-1856)
Adagio y Allegro Op. 70
Paul Hindemith (1895-1963)
Sonata para viola y piano en Fa mayor Op. 11 nº 4
- Fantasie
- Theme mit variationen
- Finale (mit variationen)
Enrique Granados (1867-1916)
De Tonadillas
- El mirar de la maja
- El majo olvidado
- La maja dolorosa
- El majo discreto
Astor Piazzolla (1921-1992)
Le grand tango
AUDIENCIA:
280 espectadores cada día.

jueves, 20 de enero de 2011

CONCIERTOS EN BUDOKAN, TOKIO (JAPÓN). (17, 18 y 19/1/2011).

SETLIST 1:
- If I ever lose my faith in you
- Every little thing she does is magic
- Englishman in New York
- Roxanne
- Straight to my heart
- When we dance
- Russians
- I hung my head
- Shape of my heart
- Why should I cry for you?
- Whenever I say your name (con Jo Lawry)
- Fields of gold
- Next to you
SETLIST 2:
- A thousand years
- This cowboy song
- Tomorrow we’ll see
- Moon over Bourbon Street
- End of the game
- You will be my ain true love
- All would envy
- Mad about you
- King of pain
- Every breath you take
ENCORE 1:
- Desert rose
ENCORE 2:
- She’s too good for me
- Fragile
- Message in a bottle (Acústica)
COMENTARIO:
En la segunda y tercera noche en el Budokan se cerró la velada con una versión acústica de “Message in a bottle” que sustituía a la habitual “I was brought to my senses”, y que era un tema que únicamente se había tocado en los tres primeros conciertos de la gira americana (Vancouver y Portland) y en el último de la gira europea (Roma).
AUDIENCIA:
8.000 espectadores cada día.

CONCIERTO EN AICHI GYMNASIUM, NAGOYA (JAPÓN). (14/1/2011).

SETLIST:
El concierto tuvo el mismo repertorio que el del día 11 de enero.
COMENTARIO:
La Tokyo New City Orchestra es una Orquesta relativamente joven, nació en 1990 y su conductor suele ser Akira Naito, aunque para los conciertos de Sting fue Steven Mercurio quien se encargó de dirigirla. En su trayectoria han acompañado a artistas de la talla de Luciano Pavarotti, Alfredo Krauss, Gloria Scalchi o Hermann Prey. En el año 2000 tocaron incluso en La Scala de Milán. El repertorio de esta noche no deparó sorpresas.
AUDIENCIA:
7.000 espectadores.

miércoles, 19 de enero de 2011

CONCIERTO EN CHUO GYMNASIUM, OSAKA (JAPÓN). (13/1/2011).

SETLIST:
El concierto tuvo el mismo repertorio que el del día 11 de enero.
COMENTARIO:
Por razones presupuestarias Sting ya no se trajo consigo a la Royal Philharmonic Concert Orchestra para su gira asiática y australiana. Ahora contrataba a las orquestas principales de cada país por el que pasaba para que le acompañasen en sus conciertos en vivo. La Tokyo New City Orchestra les acompañaría en los 5 conciertos celebrados en Japón.
MÚSICOS:
Sting (Voz, guitarra y armónica), Dominic Miller (Guitarra), Ira Coleman (Bajo), David Cossin y Rhani Krija (Percusión), Jo Lawry (Coros), Steven Mercurio (Conductor) y The Tokyo New City Orchestra.
AUDIENCIA:
5.000 espectadores.

lunes, 17 de enero de 2011

TONI CARBÓ NOS HABLA SOBRE ANDY SUMMERS

Kasker: Muchos tenemos la idea de que Andy era el nexo de unión del grupo a pesar de ser el último en llegar, el mediador entre las peleas de Sting y Stewart, el más imparcial aunque su carácter y sus gustos fueran más afines a los de Sting. Quizás gracias a él conseguimos tener uno o dos discos más de Police, aunque el “invento” al final estallase por los aires sin remedio. Era cuestión de tiempo mezclándose personalidades tan fuertes y dispares. ¿Crees Toni que Andy fue el mayor perjudicado por la ruptura o a tu parecer tuvo mucha más culpa de ella de lo que todos creemos?.
Toni Carbó: Lo cierto es que no te puedo contestar esta pregunta ya que no tengo información fidedigna sobre este tema. Sí que a mi entender diría que Andy siempre se ha mantenido un poco al margen de las peleas entre Stu y Sting. ¿Perjudicado?...No lo creo. En mi honesta opinión, creo que esto es una decisión de los tres y que, en su momento, Sting dijo "basta" y no hay que buscar más.
K: Cuando llegó a la banda Andy era considerado todo un triunfador por el resto solo por el hecho de ser un músico que podía vivir de su trabajo sin tener que simultanearlo con otros. Andy era una década mayor que sus compañeros y por lo tanto ya tenía un bagaje considerable (Zoot Money, los New Animals de Eric Burdon, Soft Machine, Mike Oldfield, Kevin Coyne,…). Además fue él quien les puso en contacto con el compositor alemán Eberhard Schoener para grabar esas sesiones tan experimentales e imposibles en las que se entremezclaban música de cámara, música electrónica, rock y new age. ¿No tienes la misma impresión que yo de que el tiempo les ha hecho un flaco favor a todas esas canciones?. ¿Qué destacarías de la etapa pre-Police de Andy?.
T.C: ¿Flaco favor?. No, en absoluto. Es un material muy interesante y un paso más dentro de un grupo que estaba naciendo. Las etapas, no la etapa... son muchos los caminos que ha tomado Andy antes de llegar a Police. Bueno… lo típico de un músico de sesión que, por accidente, se ve dentro de una banda de `pop-rock-punk'. No soy un amante de la psicodelia, pero lo que más me interesa de los obra de Andy es su trabajo junto a Robert Fripp y junto a Kevin Ayers.


K: Andy contó en su autobiografía que cuando Sting escuchó la maqueta de “Behind my camel” se cogió tal cabreo que la enterró en el jardín, sin embargo esa canción les daría a Police uno de sus 6 Grammy. Casi todas sus composiciones terminaron relegadas a ser caras B, incluso “Shambelle” que era un buen corte instrumental o “Someone to talk to” que Sting se negó a cantar y que tuvo que cantar él mismo. “Omegaman” fue su mejor contribución al grupo, pero por el contrario “Mother” debería haber permanecido para siempre guardada en un cajón. ¿Crees que Sting fue demasiado injusto con las canciones de Andy o más bien fue prudente dejándolas fuera?.
T.C: Sting es así… no tenía muchas ganas de que nadie le pisara su terreno. El es el máximo responsable de las canciones de Police y el resto de canciones de Andy y Stewart no cuentan demasiado. Es un poco parecido a lo que ocurría entre los McCartney/Lennon y las canciones de George y Ringo. Creo que hay que entender este punto tal y como es: uno es muy bueno componiendo y el otro/otros, lo son tocando. No hay que buscarle tres pies al gato. No creo que con más canciones de Andy o Stewart en los discos de Police se mejorara nada...lo que hay ya está bien…creo.
K: Después de la ruptura de Police a Andy le bastó un solo álbum “XYZ” para darse cuenta de que no sería competencia para Sting como compositor y vocalista. Más interesante resulta las ocasiones en que ha medido fuerzas con otros destacados guitarristas. Con Robert Fripp de los “King Crimson” grabó dos álbumes en 1982 y 1984 con desigual fortuna, pero también ha editado trabajos en coalición con John Etheridge, que también pasó por las filas de los “Soft Machine”, con el argentino Victor Biglione, con el cubano Manuel Barrueco, con Ben Verdery y próximamente con Andrew York. ¿Cuáles de estas uniones te ha resultado más interesante?.
T.C: Tal como te he comentado anteriormente, lo mejor es, en mi opinión, su colaboración con Robert Fripp. Es un trabajo muy especial y que a mí siempre me ha gustado. No estoy seguro si a Andy le gusta mucho esta etapa. No habló muy bien de ésta en alguna entrevista que le hice hace unos años.

K: Al contrario que Stewart, Andy no se ha molestado demasiado en ganarse la vida poniendo su música en films y su contribución a películas como “Un loco suelto en Hollywood”, “End of the line”, “Este muerto está muy vivo” o “Motorama” es perfectamente olvidable. No sé si estarás de acuerdo conmigo Toni pero quizás en esta faceta lo más destacable que haya hecho sea “2010” para el film homónimo.
T.C: Sí, quizá es lo mejor, pero no me gusta demasiado ninguna las contribuciones que ha realizado en el mundo del cine.
K: La carrera en solitario de Andy es la más coherente de los tres ex-Police pero también la más previsible y la que se ha expuesto a menos riesgos. Ha editado 8 álbumes que han navegado por el pop (“XYZ”), la new age (“Mysterious barricades” y “The golden wire”), los ritmos latinos (“World gone strange” y “Synaesthesia”) y sobre todo por el jazz (“Charming snakes”, “The last dance of Mr. X” y “Earth & sky”). ¿Qué álbumes de Andy recomendarías a alguien que quiera iniciarse en su música?.
T.C: Todos tienen sus temas interesantes… quizá “The golden wire” y “Charming snakes” sean los mejores. “XYZ” es el más comercial y del que salió una gira que no fue bien.

K: Y hablando de jazz, ¿qué opinas de sus homenajes al teclista Thelonious Monk (“Green chimneys”) y al bajista Charles Mingus (“Peggy’s blue skylight”)?. ¿No crees que pedirle a Sting que cantara el clásico “’Round midnight” fue todo un acierto?.
T.C: Es uno de los momentos de acercamiento entre Sting y el resto de la banda. Yo creo que aquí empieza a gestarse lo que será una reunión más adelante...
¿Los álbumes?. Bueno, un homenaje a dos de los músicos más influyentes dentro de su carrera musical, siempre hay una de Mingus o de Monk en sus conciertos.
K: Precisamente con estas rendiciones a gigantes del Jazz se lo pudo ver a Andy a corta distancia en España donde tocó en pequeños teatros y clubs. Tú estuviste en el concierto de Reus, ¿Qué guiños hizo Andy en estas giras para con los fans de Police?.
T.C: En Reus y también en Vitoria-Gasteiz, aunque anteriormente ya lo vi en Barcelona y la primera vez en Vitoria-Gasteiz en el festival de Jazz de aquella ciudad. He tenido algunos contactos con él durante estos años. La verdad es que a los fans de Police no les tiene/ía mucha simpatía. Andy es un tipo muy raro, tiene un carácter muy "agrio" y según sopla el viento pasa de la simpatía a la antipatía en un segundo. Por ejemplo, en Reus tocó “Message in a bottle” y en Vitoria-Gasteiz no lo hizo ya que vio que la sala estaba casi vacía y se torció, castigándonos a los que asistimos al show sin la canción. Uff…
Tengo algunas malas experiencias con Andy que no me gusta mucho recordar....pero también las tengo muy simpáticas y buenas... Mira, te cuento una: yo le hice una púa de plata con su firma y el logo y resultó que no vino a Barcelona a tocar. Pues bien, le mandé la púa a mi amigo Giovanni a Milán, ya que Andy tenía que actuar en Italia durante varios días. Giovanni se la dio junto con una carta que le envié. Andy hizo filmar un video a Giovanni del momento de la entrega de la púa y me mandó un saludo mientras mordía la púa para ver si realmente era de plata!!! Un detalle simpático.

K: En su página web oficial, que por cierto no se actualiza desde julio de 2009, se le da una especial importancia a la faceta como fotógrafo de Andy. En la página 358 del excepcional documento gráfico que es “I’ll be watching you: Inside The Police 1980-83” aparecen fotos de la visita a España en 1983, “un país diferente para vivir donde reina el caos y la emoción” según Andy. Una de ellas es una persecución de alocados fans que tuvo lugar a la salida del aeropuerto del Prat, si no me equivoco tú ibas en uno de esos coches. ¿Qué recuerdos tienes de aquel día?. ¿Es Andy una persona tan accesible y cercana como Stewart?.
T.C: Ufff...Sí. Lo recuerdo muy bien. ¡Fue una auténtica locura! Nos saltamos los semáforos en rojo en más de una ocasión. Recuerdo que la mujer de Andy, que viajó a Barcelona, se paseaba por el Ritz descalza y le hicieron ponerse zapatos para poder moverse por el hotel. Coincidimos con los Police en el lobby del Hotel junto a Xavier Cugat, que por aquel entonces tenía su residencia en el mismo hotel Ritz. En el Aeropuerto fueron sólo algunos fans, pero el más controlado era Sting. Stewart y Andy fueron muy accesibles a los pocos que nos dimos cita a su llegada. Salieron con dos o tres Mercedes y nosotros… ¡a la caza! siguiéndolos todo el trayecto. Una locura. Andy es accesible, pero tienes que entrarle con mucho tacto. Nunca he tenido un no a una entrevista, pero siempre con condiciones y, en ocasiones, me ha defraudado, como el día de la presentación de la exposición de fotos en la FNAC de Barcelona... Prefiero olvidar aquel día.

K: Es evidente que Sting ha sido cómplice de muchos atentados contra el legado de Police, pero ¿Qué pensaste cuando recientemente el líder de “The Killers”, Brandon Flowers, perpetró una sonrojante versión de “Roxanne” con el beneplácito de Andy Summers, quien apareció por sorpresa en el Teatro Wiltern de Los Angeles para acompañarle con la guitarra?.
T.C: Bueno... Él siempre se queja de las colaboraciones con otros músicos en el escenario, tal y como sucedió en la gira del 2007. Ahora es él quien da pie a una colaboración con Brandon Flowers. En realidad no está tan mal... a mí, Brandon Flowers no me desagrada. No sé qué estaría haciendo Andy en Los Angeles ese día como para salir al lado de Brandon.

FOTOS:
- 1: Toni con Andy Summers en el backstage del Azkena Gasteiz, Vitoria (27/3/2004).
- 2: Andy actuando en Reus (26/3/2004).
- 3: Andy actuando en el Azkena Gasteiz, Vitoria (27/3/2004).
- 4, 5 y 6: Exposición de fotos de Andy en la Fnac L’ille, Barcelona (26/9/2007).

Fotos cedidas por Toni Carbó.
Todas las fotos registradas y usadas con permiso de su propietario.

miércoles, 12 de enero de 2011

CONCIERTO EN OLYMPIC GYMNASTICS ARENA, SEÚL (COREA DEL SUR). (11/1/2011).


SETLIST 1:
- If I ever lose my faith in you
- Every little thing she does is magic
- Englishman in New York
- Roxanne
- Straight to my heart
- When we dance
- Russians
- I hung my head
- Shape of my heart
- Why should I cry for you?
- Whenever I say your name (con Jo Lawry)
- Fields of gold
- Next to you
SETLIST 2:
- A thousand years
- This cowboy song
- Tomorrow we’ll see
- Moon over Bourbon Street
- End of the game
- You will be my ain true love
- All would envy (con Yunghyun Cho)
- Mad about you
- King of pain
- Every breath you take
ENCORE 1:
- Desert rose
ENCORE 2:
- She’s too good for me
- Fragile
- I was brought to my senses (A cappella)
COMENTARIO:
Después de concluir a mediados de noviembre el tramo europeo de su gira “Symphonicity” y de hacer promoción de su álbum en vivo “Live in Berlin”, Sting comenzó su tour por Japón y Australia con un concierto en la capital de Corea del Sur, en la cual ya había tocado en otras dos ocasiones (en 1996 y 2005). Ahora la orquesta acompañante era la Korean Symphony Radio Orchestra bajo la dirección nuevamente del Maestro Steven Mercurio. El repertorio, por desgracia, no incluía ninguna novedad que destacar. Un día antes Sting ofreció una rueda de prensa para presentar esta gira de 17 fechas a los medios.
MÚSICOS:
Sting (Voz), Dominic Miller (Guitarra), Ira Coleman (Bajo), David Cossin y Rhani Krija (Percusión), Jo Lawry (Coros), Steven Mercurio (Conductor) y The Korean Symphony Radio Orchestra.
AUDIENCIA:
7.000 espectadores.

martes, 11 de enero de 2011

TONI CARBÓ NOS HABLA SOBRE STEWART COPELAND

Kasker: Seguramente sin Stewart no habría existido The Police, no olvidemos que fue él quien tuvo la idea de formar una banda, quien le dio nombre a la misma, quien definió su orientación musical inicial (el punk), quien aportó las primeras composiciones (“Fall out”, “Nothing achieving”), y quien engatusó a su hermano mayor Miles para que produjera sus primeras maquetas. Debió de ser duro para Stewart perder con tanta rapidez el liderato del grupo, eclipsado en cierta manera por el arrollador carisma de Sting en el escenario y por su mayor capacidad para la composición. ¿Cuánto hay de realidad y cuanto de leyenda en la famosa animadversión de Stewart hacía Sting?.
Toni Carbó: Por lo que yo sé, por lo que me ha contado Nigel y por lo que más o menos uno va observando y hablando, Stewart y Sting no tienen un buen "feeling", esta palabra que tan de moda se ha puesto últimamente. No es una leyenda, es una realidad constante: hoy por hoy Police estaría dando conciertos y grabando discos pero no puede ser por el mal rollo que existe entre los dos. Police tiene una deuda con A&M Records y tarde o temprano se tendría que saldar y no con reediciones y discos de grandes éxitos. El tiempo dirá pero si no hay buen rollo entre los dos… dudo que se pueda hacer nada.
K: También fue él el primero en manifestar inquietudes al margen de la banda. Mientras The Police grababa su primer álbum, “Outlandos d’amour” (1978), Stewart utilizaba el mismo estudio y a los mismos productores (Nigel y Chris Gray) para grabar las canciones que Sting se negaba a cantar y que serían editadas por Illegal Records bajo el seudónimo de Klark Kent. El sonido es muy policiaco pero desde luego sí Stewart tiene alguna virtud, esa no es la de cantar. ¿Qué opinión te merecen estos singles editados a finales de los 70?.
T.C: Un divertimento. Stewart es un tipo muy activo y siempre está haciendo cosas, es un investigador del sonido. Lo de Klark Kent es francamente interesante, a mi no me desagrada. Rafael Abitbol utilizó en los 80 una de las canciones de Klark Kent como sintonía de su programa "Rock 3" de Radio 3 de RNE. Klark Kent tendría que prodigarse un poco de vez en cuando...

K: Su debut como compositor de bandas sonoras cinematográficas lo hizo en “La ley de la calle” (1984) por la que fue nominado a un Globo de oro. Desde entonces ha compuesto más de 70 scores para películas, telefilms e incluso para juegos de ordenador (Spyro). Stewart aunque ha puesto la música a trabajos de cineastas tan interesantes como Francis Ford Coppola, Oliver Stone, Kevin Reynolds, Ken Loach, Bruno Barreto o John Waters, no ha demostrado mucho criterio a la hora de elegir, encargándose de cualquier proyecto que cae en sus manos sin importarle siquiera su calidad. ¿Cuáles de sus bandas sonoras consideras imprescindibles?.
T.C: Sin lugar a duda, “La ley de la calle” y “The rhythmatist”, el resto no me interesan tanto. La película de Coppola es genial, un canto a la amistad y además con una banda sonora fabulosa. “The rythmatist” es muy interesante y muy "reggae" ¡¡me encanta!!. Pude hablar y ver en directo a Ray Lema y la verdad es que me encantó. En sus conciertos incluye algún tema de la banda sonora y me comentó que lo pasó muy bien con Stewart. “The leopard son” también está bastante bien.

K: Su investigación de la música africana, “The rhythmatist” (1985), y de la música popular italiana, “La notte della taranta” (2004) y el proyecto “Gyzmo” (2005-06) junto a Vittorio Cosma, ha contado con el beneplácito de sus seguidores. ¿Qué obras de Stewart en solitario le recomendarías a alguien que quiera iniciarse en su música?.
T.C: ¡¡Lo de "La notte della taranta" es genial!!!. Yo lo he visto en directo en Milán y es brutal. Me encanta la música italiana y en especial las Tarantelas y es esa música, pasada por las manos de Stewart. ¡¡Genial!!. Me gusta mucho el concepto de trabajo de Stewart, es muy abierto a todo, no le interesa tanto la calidad musical sino el buen rollo, el "divertimento" en un escenario, el pasar un buen rato tocando música con gente a la que sólo conoces un poco, pero que te transmiten un "buen feeling". Stewart hace fácil lo que para otros sería muy complicado. No es nada fácil trabajar con quince o veinte músicos en un escenario si además no has tenido muchos días para ensayar. Sting no podría hacer esto, es demasiado metódico en todo, es un "purista" en todos los sentidos. Todo tiene que ser demasiado"profesional" y en Stewart esto no es lo primordial, el quiere tocar, el quiere divertirse y con la Taranta lo consigue. ¿Un secreto?, la reunión de los Police en 2007 nos truncó una mini gira por Catalunya de la Taranta que teníamos ligada con mi amigo Xavi. Ahora tendremos que volver a empezar, pero estoy seguro que los tendremos muy pronto si no se juntan otra vez los tres (¿?). ¿Obras para iniciarse?, uhmmmm “La notte della taranta" es un buen inicio, luego "Orchestralli".
K: Muchos desconocen que en “Animal Logic”, el grupo que formó junto a la cantante Deborah Holland y el bajista Stanley Clarke, también estuvo Andy Summers cuando aún se llamaban “Rush Hour”. Una gira en Brasil en noviembre de 1987 es el único testimonio de ese frustrado proyecto. ¿Qué diferencias básicas había entre “Rush Hour” y los posteriores “Animal Logic”, aparte de la falta de Summers?.
T.C: Ufff.... ¿Andy dirigido por una mujer??, ¡así duro lo que duro!. Una mini gira por Brasil y nada más. ¡Andy no podía con Deborah!. Es un tipo muy raro, siempre ha tenido malos comentarios con los "añadidos", como la sección de vientos de “Ghost in the machine”, con las salidas esporádicas de otros cantantes durante la gira de 2007. Estas son cosas de Sting que a Andy no le gustan, lo de Roger Ranking en Birmingham durante “Roxanne” fue de pena, según él. “Animal Logic” era otro divertimento de Stewart.

K: “Oysterhead”, la banda de rock alternativo que Stewart formó junto al cantante y guitarrista Trey Anastasio (“Phish”) y al bajista Les Claypool (“Primus”), nació con la idea de dar un único concierto en el Festival de Jazz de Nueva Orleans. El éxito de la comparecencia motivó la grabación de un álbum y la consiguiente gira americana de 20 fechas. ¿Consideras que “Oysterhead” ha sido lo más comercial y rockero en lo que ha estado involucrado Stewart desde que desapareciera Police en 1984?.
T.C: ¡Nunca he podido con este invento!. Lo siento, no me ha entrado nunca y eso que en los Estados Unidos gustaron mucho. Quizá sea lo más rockero, pero es lo que menos me ha gustado. Una música difícil de digerir. Y creo que tengo todos los conciertos grabados de la gira de “Oysterhead”.
K: Después de ver en una extraña formación de Police en diciembre de 2004, con el cantante Brandon Boyd del grupo “Incubus” como vocalista, tocando “De do do do, de da da da”, “Message in a bottle” y “Roxanne”, pudimos volver a ver dos años y medio más tarde a los verdaderos Police, después de mucho falso rumor. ¿Qué canciones te hubiese gustado escuchar en esa exitosa gira de reunión?.
T.C: Uhmmm… difícil de escoger, “Bring on the night” seguro, pero bien tocada no el "bodrio" que se inventó Sting en algún concierto de la segunda parte de la gira USA. “Deathwish”, “Shadows in the rain”, “Born in the 50's”, “One world (Not three)” y por pedir “Low life” o “Darkness”.

K: A finales de 2009 estaba programada una ambiciosa gira del montaje musical de “Ben-Hur”, cuyo score compuso Stewart, que tenía previsto visitar nuestro país. Después de la presentación en el O2 de Londres la gira al completo se canceló. ¿Conoces de buena tinta el motivo de esta decisión?.
T.C: Un proyecto muy caro y que no tenía un atractivo de cara el público lo suficientemente rentable.
K: Estuviste el pasado 13 de noviembre viendo en Eindhoven (Holanda) el espectáculo “An evening with Stewart Copeland” en el cual se interpretaron canciones tan poco escuchadas en vivo en las gira de Police como “Darkness”, “Does everyone stare”, “On any other day” o Miss Gradenko. ¿Qué tal experiencia?.
T.C: Interesante, al estilo de lo de la Taranta...un grupo de gente muy maja que disfrutó mucho con Stewart y Stewart con ellos. Lo de los temas de Police fue, sin lugar a dudas, un regalo a los fans que nos dimos cita en el lugar pero, honestamente, muy falto de calidad, especialmente el tema voces, muy, muy justito. ¡Si Sting lo oye se carga a Stewart en el mismo escenario!. Pero, tal como digo, Stewart no busca la perfección sino el pasar un buen rato y, lo más importante, que los que asistimos, disfrutemos. Es en este sentido lo que lo hace distinto a Sting. Él no entendería que algunos de nosotros hagamos 2000 km para verlo, y esto es así… Y jamás tocaría nada que no esté dentro de su guión perfectamente calculado, ejecutado y ensayado. Dominic Miller me dijo que sí que hay improvisación en las giras de Sting, y yo le pregunté: “¿Dónde?”. "Cada noche hay pequeños cambios que tú no percibes", le contesté: “Sí que los percibo, pero son mínimos”, a lo que respondió: “Bueno... tú eres distinto, pero Sting no toca para que tú lo veas cada noche durante varios conciertos, toca para la gente que va a verlo una sola noche y que todo salga perfecto", y concluye, “por esto estoy hoy yo aquí tocando solo con mi banda, para hacer algo distinto”.

K: Por último, creo que Stewart nunca ha actuado en Madrid y Barcelona salvo con Police, imagino que le habrás insistido en que lo haga. ¿Cuál es la mejor anécdota que guardas de Stewart?. ¿Humanamente como lo definirías?.
T.C: ¡¡Anécdota!!. Mmmm verlo hacer "pipí" debajo del escenario de Milán durante la prueba de sonido de “La notte della taranta” a escondidas....lo vimos todos. Es un tipo muy amable, abierto y simpático. No tiene un no por respuesta. Creo que entiende muy bien a los "fans" o seguidores de su música y trabajo. Los respeta mucho. Recuerdo que en Eindhoven, a medio soundcheck, en un pequeño “break” (descanso) bajó a la platea a saludarnos a todos uno por uno ycompartimos unos minutos de charla como uno más.

FOTOS:
- 1, 2 y 3: Entrevista a Stewart Copeland en Radio Catalunya, Barcelona (26/10/2006).
- 4, 5 y 6: Concierto de La Notte della Taranta en Milán (4/7/2009).

Fotos cedidas por Toni Carbó.
Todas las fotos registradas y usadas con permiso de su propietario.

lunes, 10 de enero de 2011

CRISTINA GESTIDO ACTUARÁ EN LA FUNDACIÓN JUAN MARCH

La viola ovetense Cristina Gestido, miembro de la Royal Philharmonic Concert Orchestra con la que ha acompañado a Sting en el tour americano y europeo de su última gira "Symphonicity", va a actuar los próximos días 16 y 17 de enero en Madrid.
Cristina ofrecerá junto a Luis Parés un par de recitales de viola y piano que se celebrarán en la Fundación Juan March dentro de los ciclos Música en Domingo (domingo 16) y Conciertos de mediodía (lunes 17). Ambos conciertos están programados para las 12 horas y la entrada es libre.

El programa será el siguiente:

Robert Schumann (1810-1856)
Adagio y Allegro Op. 70
Paul Hindemith (1895-1963)
Sonata para viola y piano en Fa mayor Op. 11 nº 4
Enrique Granados (1867-1916)
De Tonadillas (arreglo de Kim Kashkasian/Cristina Gestido)
El mirar de la maja
El majo olvidado
La maja dolorosa
El majo discreto
Astor Piazzolla (1921-1992)
Le grand tango


Para más información:

lunes, 3 de enero de 2011

TONI CARBÓ NOS HABLA SOBRE THE POLICE

Kasker: Quería antes que nada Toni agradecerte la amabilidad por concederme esta entrevista que estoy seguro que será de gran interés para los fans de Sting y The Police. ¿Eres consciente de que para los seguidores “policiacos” eres toda una institución?. ¿Por qué te prodigas tan poco en los foros de internet que existen sobre la banda?. Mucha gente te considera una verdadera fuente de información que sin embargo se presta poco a colaborar. Yo siempre he discutido esta teoría y con esta entrevista pretendo echar por tierra esa falsa creencia.
Toni Carbó: Mmmm… buena pregunta y no fácil de contestar. La verdad es que no me prodigo demasiado, por no decir casi nada, por los foros porque no me gusta mucho estar delante de la pantalla. Yo soy más de hablar cara a cara y mostrar mi colección o discutir sobre música con las personas delante. Tampoco me gustan mucho los foros de ningún tipo, te hipotecan demasiado. Lamento mucho que la gente no pueda disfrutar de mis opiniones, pero hay algunos "foreros" de Barcelona y alrededores que me conocen muy bien y les he abierto las puertas a venir a mi despacho y poder charlar, intercambiar y ver parte de mi colección sin ningún problema. En algunos foros hay muchas envidias y esto no me gusta.
K: Empecemos por el principio, ¿tienes un recuerdo claro de la primera vez que escuchaste esa voz tan aguda y particular de Sting?. ¿Cuáles eran tus gustos musicales hasta ese momento?.
T.C: Sí, fue cuando un amigo del colegio trajo de Londres el primer Lp de los Police, aquí no había ni salido. La música ha estado presente en mi casa toda la vida. Beatles, esta es la palabra "mágica " que me hace ser un melómano gigante. !!!!. Ellos son los culpables de todo!!!. En casa se ha escuchado siempre música, la relación de mis padres con gente del mundo del arte y de la música ha influido mucho en que yo tenga esta gran afición. Yo pasé una parte de mi infancia junto a Quimi Portet (El Ultimo de la Fila), conocí a Gay Mercader (Promotor de conciertos de Barcelona) hace muchos años en la tienda de antigüedades de mi madre, justo cuando Gay nos dijo: "¡Yo voy a traer a los Stones a tocar a Barcelona!". ¡Y lo hizo!. 1975 plaza de toros de la Monumental de Barcelona, mi primer concierto.
A mí no sólo me gusta Police y Sting. Como te digo, los Beatles son mi gran influencia, son lo más grande que ha existido en la música moderna, pero también hay gente como Bowie, Gabriel, Costello, Dylan, Stones, Bob Marley, Bacharach, Mozart, Malher,… toda la música bien interpretada. Yo soy amante de la música, no tanto del mensaje. Las letras no me han interesado demasiado, lo que me interesa más es la música. Si tiene o no mensaje para mi es secundario. Quizás por eso me gustan canciones como “De do do do, de da da da” o el “Ob-la-di, ob-la-da” de los Beatles que mucha gente tilda de "simplonas". Me encanta escuchar los soundcheks (ensayos) antes de un concierto, ¡¡¡es lo mejor!!!!. Todo es crudo, diferente, fresco.

K: Me consta que todo el material que posees es numerosísimo y que lo tienes repartido en varias viviendas, ¿aun recuerdas cual fue la primera pieza de esa enorme colección que has ido recopilando durante los últimos 30 años?.
T.C: Las primeras cosas que tenía eran los discos de los Beatles, mi padrino viajaba por toda Europa y siempre me traía discos de los Beatles, singles, Ep's...¡¡¡una maravilla!!!.
Pero lo primero que tuve de los Police fueron unas cintas de conciertos como el de Hatfield (21/2/1979), el de Kansas (15/3/1979) y el de California (5/3/1979). Más tarde los tuve en vinilo. Otra pieza de colección de aquel primer período fue el famoso “Six Pack”, toda una joya por aquel entonces. Yo compraba el “Melody Maker” y el “New Musical Express” en los kioscos de La Ramblas de Barcelona y en las páginas de anuncios había muchas direcciones de "dealers" (distribuidores) que tenían todo lo que salía a la venta de los Police en aquellos años. Yo les mandaba singles de ediciones españolas de Bowie, Bruce, Dylan, etc... y ellos me mandaban cosas de Police... ¡Ufff, que época!, recoger los paquetes de correos a la hora del patio del colegio...
K: Siempre he escuchado decir que el primer concierto de Police en España, en Badalona (11/4/1980), fue de lejos el mejor de los 5 que ofrecieron en su primera etapa. Miles de personas desesperadas sin entrada, coches ardiendo, cargas policiales,… ¿Qué recuerdos tienes de ese primer contacto en vivo?. ¿Pudiste conocerlos entonces?.
T.C: Lo recuerdo muy bien, muchos nervios y un pabellón del Juventud a reventar. Recuerdo que compré la bufanda y el “badge” (la chapa) de la gira que los tengo muy bien guardados. Hay una foto muy buena publicada en la revista Fotogramas que hizo el amigo Francesc Fabregas (fotógrafo profesional) donde se ve una imagen tomada desde detrás del escenario y se puede ver como estoy saltando por encima de toda la gente con mi chaqueta amarilla y la bufanda con el brazo extendido. Yo saltaba como un loco con la ayuda de mi amigo Albert que me servía de punto de apoyo. No, no los conocí entonces, de ser así, seguramente tendría una amistad muy especial con ellos. Estoy seguro. En aquella época todo era mucho más fácil.


K: Regresaron a Barcelona apenas 4 meses más tarde (29/8/1980) para tocar en la Monumental. Las crónicas ya no fueron tan entusiastas. ¿Qué era lo que había cambiado en tan poco tiempo, aparte de que se tratara de la gira de presentación de otro álbum?.
T.C: ¡¡Para mi nada!!. Fue otro concierto magnifico, un poco justo, teniendo en cuenta las circunstancias. Era una mini gira al estilo "warm-up " (de precalentamiento) que luego sería un tour de los mejores que han hecho. ¡¡La gira americana, japonesa y australiana de “Zenyatta Mondatta” fue brutal!!!. Sólo tienes que escuchar las versiones de “Shadows in the rain”, “Bring on the night” o el mismo “De do do do, de da da da”.
K: “Zenyatta Mondatta” fue el disco con el que Police asaltaron todos los mercados, sus propios miembros reconocieron que fue grabado bajo presión y que no se le dedicó el tiempo necesario. Contenía temas tan imprescindibles como “Don’t stand so close to me”, “Driven to tears” o “Shadows in the rain”, pero también varios temas de relleno, incluyendo aquellos dos instrumentales de Andy y Stewart. ¿Qué valoración te merece a ti este trabajo?.
T.C: De los mejores, yo creo que fue un gran álbum. Sí, parece ser que las cosas no andaron muy bien en el momento de grabar el disco. Recuerdo que en la entrevista que le hice a Nigel Gray hace 4 años en su casa de Sant Just in Roseland, él se mostró muy distante a la hora de comentar cosas de este álbum. No tenía muy buen rollo y se dedicó a decir que hay muchas cosas que se han dicho de aquello que no son del todo ciertas, pero hay temas muy buenos y mucho mejor en directo. Aquella gira es de las mejores por no decir la mejor.

K: Con la gira del álbum “Ghost in the machine” no se concretaron fechas en España, imagino que tú sí que pudiste verla, Toni. ¿Cómo le sentaban al cancionero de Police esa polémica sección de viento que formaban Darryl Dixon (Saxofón), David Watson (Saxofón) y Marvin Daniels (Trompeta)?. Los puristas siempre renegaron de estos añadidos de metales y de los coros. ¿Qué te parecían a ti esos nuevos aíres a que apuntaba el grupo?.
T.C: No, no los vi. ¡¡¡Es una de mis grandes decepciones!!!!. Hace unos años, en una entrevista con Andy Summers, le pregunté sobre la sección de vientos y le pregunté por qué no incluía en su banda una sección de vientos. Me miró con una cara seria y me dijo: “Odio las secciones de viento”. La siguiente pregunta fue obvia: “Entonces, ¿qué te pareció la gira de “Ghost in the machine”?, y me dijo: “Horrible, eso no se tendría que haber hecho jamás.
Personalmente, para mí, genial. ¡¡Me encanta!!, cosa que no puedo decir de “Synchronicity” con esa sección de voces que nunca me gustó. Los añadidos en Police no han sido demasiado apreciados por sus seguidores, pero repito, a mí no me desagradan. El concierto de Gateshead (31/7/1982) es fantástico.
K: “Synchronicity” les coloca en la cumbre, emprenden su gira más multitudinaria y la más breve. En Madrid (30/9/1983) tienen que conformarse con verles en un estadio de barrio (el Roman Valero de Usera) como en una lata de sardinas y con unas instalaciones muy insuficientes. En Barcelona (1/10/1983) lo mismo, incluso falleció un joven que perdió el equilibrio desde un graderío. ¿Los Police del 83 acaso no podían haber llenado el Calderón o el Sarriá?. ¿Qué recuerdos te quedan de esta última gira?.
T.C: Bueno, “Synchronicity” es un álbum interesante, pero para mí, no es el mejor y la gira es el inicio de lo que comento sobre Sting...todo demasiado pautado, sin improvisaciones, todo muy profesionalizado.... Si escuchas el primer concierto de la gira es igual que el último. Creo que el lugar más adecuado para tocar hubiera sido, tal como dices, Sarriá o el Calderón, pero tampoco en los sitios donde actuó del resto de Europa fueron mucho más grandes. En Barcelona la producción la hizo Triple Onda, cosa que nos fue de perlas a algunos, ya que pudimos conseguir la grabación de la mesa de mezclas. Recuerdo aquel día con mucho agobio, mucho calor, apretones… Tuve que salir de las primeras filas y desplazarme hacia la zona media del estadio de Sant Andreu, que si lo ves ahora dices: “¿en este sitio tan pequeño tocaron los Police”?.

K: Una de las primeras composiciones de Sting, “I burn for you”, es de las preferidas siempre en todas las encuestas, sin embargo tuvo que conformarse con aparecer dentro de la BSO de “Brimstone & Treacle”, después de que Andy y Stewart la rechazaran una y otra vez. ¿Te parece un tema de tanta importancia en la carrera de Sting?. ¿Qué te pareció la aportación de Police a dicha Banda Sonora con las extrañas “A kind of loving” y “How stupid Mr. Bates”?.
T.C: Bueno "I Burn For You" es una gran canción, me gusta mucho cuando Sting la toca en directo, especialmente en la gira de “Blue Turtles”. Vinnie Colaiuta le pidió a Sting que la introdujera en la gira de “Mercury falling” y éste se negó, provocando sus más y sus menos... Es una banda sonora de uno de los primeros films de Sting. Yo creo que es lo que se tenía que hacer en aquel momento de auge musical de la banda, no creo que le dedicaran mucho tiempo a estas canciones.
K: Cuando decidieron en 1986 grabar su sexto álbum de estudio las desavenencias fueron tan insalvables que se dejó por imposible. De lo poco productivo que de allí surgió se utilizó tan sólo un nueva versión de “Don’t stand so close to me”. También se regrabaron “Truth hits everybody” y, al parecer “De do do do, de da da da”. ¿Tú tienes la certeza de que salieran temas nuevos de esas problemáticas sesiones?.
T.C: Según tengo entendido no hay nada. Quien sí tiene cosas en un "baúl" es el malogrado Kim Turner. La versión de “Truth hits everybody” no es de 1986 sino de 1980.

K: ¿Cuántos discos piratas de Police has llegado a recopilar?, ¿de cuál te sientes más orgulloso de poseer y cual sigues aún soñando con encontrar?.
T.C: ¿En vinilo?. Tengo un montón, pero en cintas muchos, muchos. Los vinilos son interesantes, pero me interesa más el concierto. Me gustaría tener grabaciones del 78 y 79, especialmente de las giras Británicas. Hay quien tiene mucho material de esa época guardado en un armario...y lo sé seguro.
K: Sí tuvieras que elegir solamente 5 canciones del catálogo Police, esas canciones serían…
T.C: “So lonely”, “Bring on the night”, “Message in a bottle”, “Shadows in the rain”, “One world (Not three)”, no sé… Me olvido de “Reggatta de Blanc”, !!!!ufff, me encantaba!!!!.
K: Ordéname por orden de preferencia los cincos álbumes de Police.
T.C: “Reggatta de blanc” / “Outlandos d’amour” / “Zenyatta mondatta” / “Ghost in the machine” / “Synchronicity”... quizás “Outlandos” y “Reggatta” irían juntos. No sé, es difícil... cada álbum tiene su propia historia, su momento, unos recuerdos y un algo que te hace difícil hacer listas. Pero vale la que te doy.
K: ¿Después de tantos y tantos falsos rumores qué sentimientos te provocó el verles girar 23 años más tarde?. ¿Te pareció una gira “todo por la pasta” para que Sting financiara otros proyectos más minoritarios y personales como las canciones de John Dowland o los canciones tradicionales sobre el invierno?. Hazme una valoración de esta gira de reunión con sus pros y sus contras.
T.C: Con Jordi Tardá siempre hemos comentado, antes que se reunieran, que lo más fácil para Police sería una reunión, sin disco, de grandes éxitos solamente...Y así sucedió. Yo siempre lo maticé, se debía haber hecho 10 años antes, no en el momento en que se hizo. La gira llegó con 10 años de retraso bajo mi punto de vista. La gira estuvo bien, yo disfruté mucho, recuerdo que junto a Xavi y Mikelon, que fue con los que viaje a Vancouver (30/5/2007), en el momento de salir al escenario le cogí del brazo a Xavi creo y le dije: "¡¡¡Tiooo, son ells!!!!, aixó es molt fort..." (¡¡¡Tíooo, son ellos!!!, esto es muy fuerte). Con la otra mano sostenía el móvil mientras mi hijo Ian escuchaba las primeras notas del concierto en Barcelona. Ufff... ¡¡¡qué momento!!, pero luego, haces el análisis y te das cuenta que no es lo mismo: los tempos de las canciones, los cambios en algunos temas, todo un poco "pillado", muy al estilo Sting... No vamos bien, y eso fue lo que comentó Stewart en el foro y... ¡¡¡pata pamm!!!, la primera en la frente, ya tenemos la primera movida Sting Vs. Stewart que se arrastró toda la gira.
¿Todo por la pasta?. Yo creo que sí. Todo por la pasta y mucho más, era de cajón que se reunieran después de que Andy publicara su libro de fotos, Stewart su DVD y Sting su biografía un tiempo antes.
Pros... Nos divertimos mucho, volvimos a verlos y disfruté mucho todos los conciertos a los que asistí con amigos y con la familia. Mis hijos, mi mujer y mi madre han visto por fin a Police. ¡Qué menos!, después de aguantar casi cada día sesiones de música sin parar de los Police .
¿Contras?, mejor otro día.
K: Por último, ¿crees que volveremos a ver a Sting, Andy y Stewart juntos subidos en un escenario?.
T.C: No creo, aunque Police está en deuda con A&M records, por lo que quizás salga un nuevo disco... No sé, es difícil mientras Sting siga mandando tanto sobre los demás.

FOTOS:
- 1: Police en el Pabellón Club Juventud de Badalona (11/4/1980).
- 2: Police en la Monumental de Barcelona (29/8/1980).
- 3: Toni entrevistando a Nigel Gray en su casa de Roseland en 2006.
- 4: Police en el San Andres de Barcelona (1/10/1983).
- 5: Police ensayando su concierto del Lluís Companys de Barcelona (27/9/2007).
- 6: Police en el Wembley de Londres (20/10/2007).

Fotos 3, 5 y 6 cedidas por Toni Carbó.
Fotos 1, 2 y 4 cedidas por Frances Fabregas.
Todas las fotos registradas y usadas con permiso de sus propietarios.